Mezcla plátanos, miel y agua — ¡Ayudará con la tos y la bronquitis!

¡Vamos, Plátanos! Los plátanos son fáciles de conseguir, baratos, y tan deliciosos… Puede que sea una sorpresa para muchos que esta humilde fruta es un impresionante superalimento. Correcto, no sólo los plátanos son geniales en un sándwich de mantequilla de maní, en los licuados y solas, ¡son excepcional y densamente nutritivas y buenas para la salud! Son una gran fuente de vitamina B6, vitamina C, potasio, fibra y manganeso.

Eso es genial y todo, pero es el manganeso el que es de particular interés para quienes intentan encontrar alivio para su bronquitis. Ciertamente, si los costosos medicamentos no funcionan, ¡quizás los plátanos son la solución completamente natural que necesitas para deshacerte de esa molesta tos!

Verás, el manganeso es un nutriente esencial que ayuda a mejorar la curación de lesiones en el tejido de los pulmones. Más aún, una enzima llamada manganeso superóxido dismutasa (MnSOD) es responsable por la principal enzima antioxidante de la mitocondria, que es responsable de la respiración y la producción de energía en todas las células.
Una proteína llamada BanLec también se encuentra en la pulpa del plátano maduro. Un estudio de la Universidad de Michigan ha demostrado que esta proteína ayuda a dejar indefensos a los virus. BanLec es atraída por las mismas moléculas de azúcar que cubre a los virus, dándole propiedades de agente antiviral.
El remedio de abajo también usa miel, que es bien conocida por tener propiedades sanadoras por su actividad antibacterial, y por su alta viscosidad que ayuda a formar una capa de protección. La miel contiene vitaminas, calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y zinc. ¡Y si puedes conseguir miel Manuka, es aún más sana!

Receta

  • 400mL de agua hirviendo
  • 2 plátanos no demasiado maduros
  • 2 cucharadas soperas de miel (Miel Manuka si hay)

Instrucciones

  1. Pela los plátanos, córtalos y písalos bien
  2. Añade los plátanos al cazo con agua hirviendo y déjalos en remojo durante 30 minutos
  3. Una vez que la mezcla se enfríe, mézclala con la miel
  4. Bebe la mezcla 4 veces al día (100mL cada vez)
  5. Haz este remedio y úsalo durante cinco días consecutivos

Mira el video de abajo para ver las instrucciones paso a paso, ¡y cuéntanos si lo pruebas!


¿Que Piensas?

0