6 Chicos representan una sátira tan audaz que el público no puede evitar reír a carcajadas

Los espectáculos escolares de talento son una gran oportunidad para que los chicos se reúnan y ejerciten sus habilidades de trabajo en equipo. ¡Es una oportunidad de trabajar en algo como grupo que no sea un proyecto escolar! Además, es una forma más divertida e interactiva, y por ello mucho más creativa.

Lo que normalmente vemos en los programas escolares de talento es una coreografía de una canción popular. Pero esta mini compañía tiene algo muy diferente para ofrecer. Estos chicos produjeron algo completamente diferente de lo que todos esperaban, ¡lo que literalmente se convirtió en un éxito rotundo! ¡Se pasaron un mes pergeñando esta loca idea, y llevaron la visión a la realización cuando subieron al escenario frente a todos sus amigos, familiares, maestros y compañeros!

En una escuela elemental de St. Charles, Illinois, EE.UU., un grupo de seis chicos que ya habían actuado anteriormente juntos dos veces, suben al escenario para realizar un programa excepcional que hace desternillar de risa a todos. El video comienza cuando los chicos están siendo presentados: “Los hemos visto como nadadores sincronizados. Los han entretenido como los Von Trapps. Este año, se llaman “Las Fuentes”. ¡Antes de que suban al escenario ya comenzamos a comprender que estos chicos ya tienen una reputación por su delicioso humor y capacidad de divertir!

Estos chicos aparecen en el escenario vestidos con togas, llevando coronas de laureles en sus cabezas, y aferrando unas ánforas metálicas en sus hombros. Las luces se apagan e inmediatamente es reconocible Enya (al menos para nosotros los mayores de 10) cantando “Only Time”, no el tipo de canción que imagino que elegirían unos niños de cuarto grado; ¡pero esperen, recién están comenzando!

Lo que sigue es una divertida muestra de enredos elegantes. Asemejándose a una antigua fuente romana, los chicos han montado una sátira en la que coreografiaron movimientos intencionales para comportarse como una estatua de fuente: literalmente, escupen agua. Se mueven entre ellos en línea y beben agua de su ánfora sólo para imitar lo que hace una fuente. Cada chico se convierte en un pitorro y lanza un chorro de agua sobre el siguiente chico de la fila. ¡De pronto, el título de su espectáculo cobra sentido! ¡Puntos por creatividad e ingenio!

¡Haz clic abajo para ver a estos seis escolares ofrecer un espectáculo único de arte conceptual!


¿Que Piensas?