Caballos se cuelan en el estanque. Segundos después, fuerzan a los dueños comienzan a grabar.

Cuando hace calor afuera, un respiro es algo bien merecido. Todo tiende a funcionar más lento cuando hace calor, se mueve con menos prisa y menos velocidad. ¿Por qué sudar cuando ya hacen un millón de grados afuera? ¡Hay que conservar la energía!

Estos dos equinos divisaron una fresca oportunidad y decidieron sacarle provecho. ¡Como socios criminales, se metieron en algo bueno! No podemos culparlos porque, en serio, ¿no harías lo mismo con tu mejor amigo?

Luego de pastorear por los prados de Osgoode, Ontario, Canadá, ¡seguramente este par estaba reventado! Lleva un gran esfuerzo moverse por allí en el calor, y con toda honestidad, no puedes hacerlo mucho tiempo sin desmayarte. Así, cuando este muy convenientemente ubicado estanque apareció, ¡ambos se metieron para tomar un refrescante baño y jugar un rato!

Pero eso no era todo lo que tenían en mente. ¡Incluso hicieron burbujas! Los caballos están hasta los ojos metidos en el agua, disfrutando plenamente la vida, cuando se dieron cuenta de que podían soplar aire por sus fosas nasales para crear un gracioso movimiento en el agua. Ahora están frescos, aliviados y mojados; ¡bien lejos de la seca tierra ardiente por donde andaban antes de encontrar este pedazo de paraíso! ¡Qué gran manera de pasar la tarde juntos, dos amigos tomándose algo fresco!

Y también están tan tranquilos. Callados, pero disfrutando plenamente cada segundo.
Haz clic abajo para ver a estos caballos tener un tranquilo momento juntos.

¿Que Piensas?