Gato disfruta de hacer su entrada a lo grande cada vez que llega a casa. Internet no para de reír.

No tengo gato, pero sé que es un hecho que son muy diferentes a los perros. Sé que a mis perros les gusta tener toda mi atención, en todo momento del día, pero a veces veo a la gata de mi vecino paseando fuera durante horas. Puede estar afuera todo el día, no desea compañía alguna. ¡Pero estoy segura de que tiene organizados sus horarios de comida con sus dueños!

Los gatos son criaturas bastante independientes. Les gusta ir y venir a su antojo, y se sabe que pueden cuidarse solos. No me malinterpreten. No son totalmente autosuficientes porque los gatos necesitan amor y caricias y ayuda de los humanos también. Pero estos curiosos y traviesos personajes siempre están merodeando, descubriendo territorios desconocidos y explorando las fronteras del jardín trasero.

Y cuando terminan de ser la versión gatuna de Indiana Jones, es momento de volver a casa y decir que aprovecharon el día. Es momento de recargar baterías, mordisquear algo de comida y tomar una siesta gatuna.

Este inteligente minino es el ejemplo perfecto del gato promedio, que es más que sólo una cara bonita. Su nombre es Bruno y sabe cómo llamar la atención de su dueño cuando quiere entrar. Este impertinente gato muestra un comportamiento excepcional que debe haber aprendido de sus colegas humanos. ¡Y mientras su familia sigue preguntándose cómo se las arregló para hacerlo la primera vez, es bastante brillante y útil! Ya no hace falta preguntarse si el gato regresó.

Bruno averiguó cómo hacer saber su presencia al aprender a tocar el timbre. Hay una besa fuera, junto a la puerta y justo debajo del timbre. Bruno sencillamente se trepa a la mesa y luego presiona su cara contra el botón –¡lo hace más bien erráticamente! ¡Su familia debe saber que es él en base a la sucesión de timbrazos espaciados al azar!

Es muy adorable, y Bruno lo usa científicamente, porque sólo toca el timbre durante el día, no por la noche, cuando la familia duerme. ¡Gracias a Dios! ¿No sería realmente extraño correr a la puerta en medio de la noche medio dormido esperando a un humano para encontrar sólo al gato? Sería extraño y gracioso a la vez, sin duda. ¡Es muy lindo!

Haz clic abajo para ver a este talentoso felino anunciar su llegada a la puerta del frente.

¿Que Piensas?