Una gorila tiene a su bebé en brazos. Luego su hijo intenta echar una ojeada y la cámara capta su siguiente y cómico movimiento.

Incluso en el mundo animal, la promesa de un nuevo miembro en la familia es emocionante y novedoso. El período de gestación para un bebé gorila es aproximadamente 8 meses y medio, ¡y durante ese tiempo hay expectativa y maravilla por ese nuevo bebé que está llegando al mundo!

Este es un vistazo delicioso al funcionamiento interno de una familia gorila. De hecho, es bastante real, y de alguna manera un “retrato familiar” que puede aplicarse a cualquier animal y familia, ¡porque estoy bastante segura de que este tipo de reacción cruza todas las fronteras!

En el Zoológico Twycross, en Atherstone, Inglaterra, esta familia de gorilas occidentales de llanura, especie en peligro, dio la bienvenida a su bulto de alegría. La orgullosa mamá, Ozala, de 22 años, y papá Oumbi, de 24 años (que no está en el video, pero está cerca) están emocionados por tener a su bebé Shufai, de apenas 5 días en este video. Mamá tiene al recién nacido en uno de sus brazos, el bebé dulcemente se acurruca contra ella, mientras ella come una banana y disfruta del aire.

Todo es pacífico y tranquilo, hasta que el hermano mayor, Lopes, de cuatro años, aparece corriendo en escena, golpeándose el pecho. Mamá ve a su hijo y se vuelve de espaldas a él, y él la rodea para ver qué está ocultando. La enfrenta desde el otro lado… ¡y su mandíbula cae! Da un pequeño salto, brinca y corre alrededor de mamá, tocándole la espalda.

El comportamiento de Lopes muestra que comprende que hay una pequeña versión de sí mismo, ¡y claramente está emocionado! ¡No puede contenerse! Luego, se sienta y observa pensativo. Casi como si se le ocurriese la idea de que hay alguien más ahora que se roba la atención de mamá. Sin embargo, está bien, porque ahora él tendrá más libertad para jugar, ¡y eventualmente alguien con quien jugar!

Haz clic abajo para ver un momento muy humano entre gorilas.

¿Que Piensas?