¡León torpe cae en estanque y resulta una filmación comiquísima!

Me he caído en una fuente antes. Sep. No tengo miedo de decirlo. Quiero decir, fue hace ya un par de años, por lo que la vergüenza ya pasó. Gracias a Dios, ¡porque fue vergonzoso, y creo que no quiero volver a pasar por ello! Supongo que fue bastante gracioso. Estaba bailando y estaba tan compenetrada en la hermosa música que no vi el pequeño saliente. Mi zapato quedó atascado y perdí el equilibrio, lo que terminó conmigo dentro de la fuente, empapada, ¡y todo el mundo, yo incluida, riendo! Es el tipo de cosa en la que tienes que reírte, siempre que no te hayas lastimado (y si lo hiciste, ¡con algo de suerte tendrás un amigo de reacciones rápidas cerca!).

Todos tenemos momentos de torpeza. A veces simplemente no prestamos atención, o perdemos el foco, o algo nos distrae. Con tantas cosas atrayendo nuestra mirada de lo que tenemos enfrente, (ejem… mensajes de texto… Instagram… lindito.com…), ¡ser multitarea es un poco más difícil de lograr que algunos años atrás!

Y si bien los leones no usan los mensajes de texto (¡sería bastante genial si lo hicieran!), ¡este video te mostrará cómo un pequeño pasito puede sacudir tu día completamente! ¡Pero dependerá de lo rápido que te recuperes!

Toma, por ejemplo, a este impresionante león. El rey de la selva. La cúspide del orgullo. Un feroz animal capaz de provocar terror en el corazón de cualquier hombre. ¡También son animales graciosos!

Estos dos compañeros leones están dando un paseo por su hogar en el zoológico, y aunque están un poco demasiado cerca del agua, a ninguno le importa. Es como si ambos estuvieran absortos en una fascinante conversación sobre el fabuloso trozo de carne que comieron en el almuerzo, o a qué hora deben los cachorros ir a la cama. Fuera lo que fuese, el feroz y espléndido león de la derecha da un pequeño traspié. Inmediatamente se da cuenta de que caerá; mira su cola cuando intenta recuperar el equilibrio y corregir su último movimiento.

Demasiado tarde. Cae de cabeza en el agua con una gran salpicadura y asustando a su compañero en tierra firme. El león en tierra lo mira, completamente desconcertado y sin saber qué hacer mientras el león mojado levanta su cabeza y patalea como un gatito en el perímetro del estanque de agua poco profunda. Parece que no está emocionado, ¡pero sabe exactamente qué hacer! ¡Pobre gran gatito! ¡Al menos se ha dado un buen baño y se ha recuperado bien!

¡Haz clic abajo para ver esta caída, que es una en un millón!

Para saltear los anuncios, por favor apriete sobre "Skip Ad" en el video.

¿Que Piensas?