Una enfermera ve a mamá tocando el piano en el hospital, y la enfermedad de su hijo la hace detenerse en su camino.

Pocas cosas hacen sentir más indefenso a un padre que un hijo enfermo. Cuando tu pequeño no se siente bien, y no hay nada que puedas hacer salvo confiar en los médicos y darle algo de comodidad, puede ser frustrante y desalentador. Si tu hijo tiene una enfermedad seria, o terminal, y debes pasar mucho tiempo en el hospital, la sensación de desesperanza puede ser abrumadora.

Cada día hay padres en todo el mundo soportando esta cruz. Hacen todo lo que deben hacer para cuidar y consolar a su hijo enfermo. Saben que su tiempo con su hijo o hija puede estar limitado por algo completamente fuera de su control.

El hijo de Abby, Lincoln, sólo tiene doce meses de edad, pero ya ha enfrentado una vida de dolor. Lincoln sufre de una rara y fatal forma de epilepsia llamada convulsiones parciales migrantes malignas de la infancia. Su enfermedad significa que a veces tiene más de 200 convulsiones al día. Su madre intentó todo lo que estaba en su poder para dar consuelo a su muy enfermo pequeño. Una de las cosas es tocar música para él. El sonido y el poder de su amorosa voz indudablemente tiene un efecto positivo en su hijo. También parece que es una salida creativa para Abby, quien debe estar bajo un tremendo estrés.

Cierto día, mientras Lincoln y Abby esperaban su cita en el Instituto Duke para el Cáncer, se sentó a un brillante piano negro en el claustro del hospital. Tocó y cantó “Nunca será suficiente”, una canción de la banda de sonido de “El Gran Showman”. La canción era para ella misma y para su hijo, pero lentamente atrajo una multitud, y cuando la actuación fue compartida en línea, llegó a muchos corazones.

Mira esta poderosamente emotiva presentación en el video de abajo. Da un “me gusta” y comparte.

¿Que Piensas?