El Padrino pierde los pantalones en la Iglesia. ¡Todos ríen tanto que duele!

Toda ceremonia de boda típicamente es seria. Es donde las emociones están bien arriba, y los pañuelos a la mano. Desde el momento en que el novio pone sus ojos en la arrebatadora novia caminando por el pasillo, normalmente ya todo es seriedad. Se dejan correr las lágrimas mientras este sagrado hito entre esposo y esposa se consuma.

O al menos eso pasa con la mayoría de las parejas. En este video que te hará reír tanto que te dolerá la cara, el único llanto es por lo cómico de la situación.

Los novios están listos para intercambiar votos en el altar. Todo es tal como debe ser, cuando… ¡paf! Los pantalones del padrino mágicamente cobran vida y bajan hasta sus tobillos, revelando sus calzoncillos. Se escucha al camarógrafo exclamar: “¡Oh, vaya!” mientras rompe a reír. Las damas de honor intentan contenerse (manos sobre la boca), y la novia se desliza hacia su futuro esposo incapaz de mantener la compostura. El padrino rápidamente recupera y sube sus pantalones mientras el sacerdote dice un chiste rápidamente en un intento de suavizar la situación. Pero simplemente todos ríen aún más fuerte, durante varios minutos después del hecho.

El novio no puede consigo mismo mientras la novia resiste con seriedad. Sus votos son interrumpidos con cortos estallidos de risa y gorgoteos mientras se colocan los anillos mutuamente en los dedos. En este momento, el padrino tiene un pañuelo para secarse las lágrimas de los ojos, y el sacerdote deja caer otro comentario, causando otra ronda de risas.

Cuando piensas que la feliz pareja ya ha logrado superar el momento, el novio comienza otra vez y la novia lo hace callar, pero comienza a reír con él otra vez. Si estos dos lograron sacar lo mejor de un momento tan extraño como este, tiene asegurado un futuro de risas por delante.

¡Haz clic en el enlace de abajo y ríe tú también con toda esta situación!


¿Que Piensas?

0