Una perra parece desesperada por sus cachorros perdidos. Los rescatistas aparecen ante la puerta del dueño buscando respuestas.

Imagina ser mamá y no tener idea de dónde están tus hijos. Sin tener culpa alguna, estás perdida y quieres cuidar de ellos, pero hay alguien que se supone que cuida de ti, pero no puedes llegar a ellos. Así que vagas por allí, temiendo por tu propia vida, pero aun buscando a tus pequeños bebés y esperando conseguir ayuda para ellos y para ti.

Eso es exactamente lo que le pasó a una pobre mama pitbull, que no podía llegar a sus cachorros. Es difícil saber cómo pasó esto, pero el punto es que sucedió. Afortunadamente, un grupo de gente buena fue capaz de intervenir y trabajar dentro del sistema para encontrar la forma de ayudar a mamá perro y sus cachorros, aun cuando parecía desesperado.

Cuando la guardia de seguridad de una tienda advirtió a una pitbull merodeando alrededor de la tienda, se preocupó por la seguridad de la perra. La perra se veía flaca y descuidada, y aún peor, era obvio que había dado a luz recientemente. Parecía estar buscando a sus cachorros, o quizás buscaba quien los rescatase.

La amable guardia de seguridad se puso en contacto con el Centro de Rescate Villalobos, en Nueva Orleans, declarando que había visto a una mamá perro flaca, con aspecto enfermizo. Fueron inmediatamente y encontraron a una perra con miedo de los desconocidos, pero tan desesperada que estaba dispuesta a ir con ellos de todas maneras. Luego de ver que estuviese segura, era hora de encontrar a los dueños; nadie en las cercanías parecía saber a quién pertenecía. Pero cuando le dieron un poco de libertad, ella condujo a los rescatistas a una casa.

Una llamada a la puerta trajo a un hombre al frente, quien admitió que se suponía que él estaba a cargo de la perra. La perra pertenecía a su compañero de piso, que estaba en prisión. Era obvio, por el estado en que estaba, que nadie estaba cuidando de ella, y nadie sabía en qué condiciones estaban los cachorros. Cuando los rescatistas comenzaron a preguntar por los cachorros, el hombre declaró que no quería que lo molestaran más y les cerró la puerta en las narices.

Fue necesario un poco de disputa legal, pero el personal de Villalobos pudo conseguir permiso para entrar a la casa y quitarle los cachorros a su descuidado cuidador. Pronto los bebés se reunieron con su mama, y es la cosa más dulce que verás hoy. ¡Estoy tan contenta de que todo se haya solucionado para esta perra y sus cachorros!

Mira su historia y su conmovedora reunión en el video de abajo.

¿Que Piensas?