Picara niña le roba palomitas de maíz al Príncipe Harry hasta que él la pesca con las manos en la masa

Cuando tengo hambre, tengo hambre. De hecho, tengo hambre, y es mejor que todos se cuiden. Me vuelvo atrevida y taimada, y me irrito con facilidad, ¡y podría intentar robarte tus papas fritas o pedir un mordisco de pizza! Intento evitar estos arrebatos llevando conmigo algún bocadillo (una barra de proteínas, una manzana, o un puñado de almendras), ¡pero a veces sucede con gran fuerza, con gran rapidez y no puedo predecirlo!

¡Creo que esta pequeña es como yo, salvo que mucho más valiente! Mientras que yo me pongo ansiosa y con facilidad beligerante por un bocadillo, esta niña no solo es sigilosa, no tiene problema en ir por lo que desea. ¡Aún si pertenece a otro, como el Príncipe Harry!

Luego de sus dos giras por Afganistán, el Príncipe Harry financió los Juegos Invictus, el evento multideportivo internacional en el que los veteranos heridos, enfermos y lesionados participan en una variedad de deportes, incluyendo básquet en silla de ruedas, vóley sentado y remo de interior. El Príncipe Harry dijo: “Estos juegos ponen en foco el carácter ‘inconquistable’ de los soldados y sus familias, y el espíritu ‘invencible’. Estos juegos se tratan de ver a tipos correr hasta la meta y luego darse vuelta para aplaudir al último en llegar. Estos juegos han mostrado lo mejor de lo mejor del espíritu humano”.

¡Y este espíritu inconquistable está vivito y coleando hasta en el más insignificante de los humanos! Fue en el juego de vóley entre el Reino Unido y Dinamarca donde la pequeña Emily Henson, de 2 años, ¡tuvo un sorpresivo ataque de hambre! Está sentada en las rodillas de su mamá, la esposa del deportista paraolímpico David Henson, amigo cercano del Príncipe. Mientras el príncipe se enfrasca en una profunda conversación con el hombre del otro lado, ¡esta habilidosa pequeña se sumerge en sus palomitas de maíz sin que él lo note! Luego regresa una vez, dos veces, tres; y todas las veces él ni se da cuenta.

Finalmente ella intenta otra vez, pero él vuelve su cabeza y la atrapa con las manos en la masa, ¡y es encantador! Ella ha sido atrapada, y sabe que tiene toda su atención. ¡Él bromea con ella, le hacer muecas y come algunas de sus palomitas de maíz! ¡Qué buen padre será en el futuro cercano! Meghan, ¿estás viendo esto?

¡Haz clic abajo para ver a esta muy adorable ladrona en acción! ¡No querrás perderte la reacción del Príncipe Harry ante la ladrona de palomitas de maíz!


¿Que Piensas?