Un policía detuvo a una madre y a su hijo de 3 años. Pero lo que le hizo el niño al policía… ¡GUAU!

La Policía de Clanton montó un punto de control de licencias de conducir en una calle en Clanton, Alabama, Estados Unidos, pero algo muy inesperado ocurrió. Cuando el capitán Neil Fetner detuvo a Kristen Lawrence, que estaba con su hijo Carter de 3 años de edad, en el control de la licencia paso algo muy distinto.

Mientras que la mamá buscaba su licencia de conducir, Carter, que estaba muy entusiasmado con su salida, no pudo contener su emoción y le contó al oficial de policía que el y su mamá estaban en camino hacia el restaurante de hamburguesas Arbys para ir a comer. El oficial Fetner le preguntó si le gustaban las papas fritas enruladas y el niño asintió con su cabeza. El capitán en tono de broma le preguntó si le podía traer papas a la vuelta. Sin embargo Carter tomo en serio su conversación con el oficial de policía y ahora estaba en una misión especial para asegurarse de que el oficial reciba sus deliciosas papas fritas enruladas y de que no pasara hambre.

Lo que sigue teminaría en una un linda amistad y Carter siendo un oficial honorario de la policía ¡Échale un vistazo a los maravillosos acontecimientos que se desarrollaron en el vídeo de abajo! ¡Mmmm de repente tengo hambre de papas fritas enruladas! Y no te olvides de compartir este hermoso video con tu familia y tus amigos para que se diviertan un rato.