Una mujer está hablando con dos hombres, luego el hombre del sobrero hace un movimiento y atrae todas las miradas

Cuando espero el autobús, el tranvía, el metro o cualquier otro medio de transporte, soy bien consciente de lo inexpresiva que probablemente debe ser mi expresión facial. Especialmente al viajar antes de tomar café. ¡No soy terriblemente conversadora o alegre, y lo único que tengo en mi mente es la cafeína y llegar a donde me dirijo! Estoy seguro de que no soy la única. Todos tienen su rutona matinal, sólo que la mía tiende a ser más del lado de los cascarrabias.

Dicho esto, no es difícil alegrarme rápidamente. Sólo necesito algo de música o abrir un libro o el periódico para encender mi mente nuevamente. A veces me gusta comenzar una conversación con un desconocido o comenzar a borrar fotos de mi teléfono (¡recomiendo mucho hacer esto en los ratos de espera entre viajes!). Luego hay días, sin embargo, donde algo sorprendente surge de pronto y, sin importar lo concentrada que esté (o no) en lo que sucede a mi alrededor, ¡eso me despierta más rápido que un balde de agua helada!

Una quedada repentina bien ejecutada, bien ensayada, es cualquier cosa menos aburrida. Mientras que algunos podrían pensar que bailarines de civil que emergen mágicamente de ninguna parte para comenzar una producción completa entre los transeúntes en un lugar muy público es algo tonto, a menos que sepas lo que sucede detrás de escena, ¡en realidad es bastante impresionante! En la estación de trenes Antwerpen-Centraal, en Dinamarca, donde los viajeros y el público se encuentran para ir a diferentes lugares de Europa, esta mañana en particular todos se quedaron mudos de asombro.

La canción de apertura, “Grease”, de Frankie Valli, de la película “Grease”, de pronto se escucha en toda la estación. Un hombre con sombrero y blazer comienza el show corriendo al centro para hacer la vertical y girar, estableciendo el escenario para el resto del grupo. ¡La música continúa para pasar por otros grandes hits de la película, incluyendo “You’re the one that I want”, “Grease Lightning”, “We go together” y muchos más!

Eventualmente hay docenas de bailarines en el suelo y en las escaleras hasta llegar a la segunda planta, bailando sincronizados y a la vez. La coreografía y el ritmo coordinado tiene a todos bailando, los espectadores encantados de ver la magia desenvolverse frente a ellos. Esta estratagema fue realizada para promocionar la versión teatral de “Grease: The Musical”, ¡y debo decir que es un éxito resonante! ¡Nadie puede quitar los ojos de los bailarines!

¡Haz clic abajo para ver esta deliciosa y alegre escena musical!


¿Que Piensas?