La gente revela las cosas más horribles que un invitado haya hecho en su hogar


A todo el mundo le encanta reunir a familiares y amigos de vez en cuando, ¿verdad? No hay nada como estar en compañía de tus seres queridos, comer algo y compartir buenos recuerdos.

Si bien esas reuniones no suceden demasiado seguido, normalmente tendemos a invitar a amigos y familiares para ocasiones especiales (p.ej.: cumpleaños, aniversarios, etc.), y días feriados; ¡el Día de Acción de Gracias y la Navidad siempre son mejores en compañía! Si bien algunas personas de nuestra lista de invitados pueden vivir a un tiro de piedra de distancia, otras deben viajar desde bien lejos para tomar parte en la celebración. Entonces, como muchos otros, si tienes invitados que necesitan un lugar al que caer al final de la noche, estarás más que dispuesto a cederles tu sofá o el cuarto de huéspedes de arriba. ¿Quién no lo haría?

Bueno, quizás quienes han tenido historias terroríficas sobre invitados lo pensarían dos veces antes de dejar que alguien pase la noche después de los incidentes anteriores. Yo era una de esas personas que pensaba que los invitados siempre respetan todas las reglas, cumplen su parte como “miembros temporarios de la casa”, y sobre todo se comportan como es debido. ¡Chico, estaba equivocada!

¡No he pasado por momentos extraños con mis invitados, gracias a Dios! ¡Pero hay varias personas que sí lo han hecho! Si estás en el mismo barco, quizás te sientas identificado con las historias de abajo, y si has tenido la suficiente suerte como para escapar de las garras de un huésped desagradable, lee estas (casi espeluznantes) historias sobre algunas de las cosas más extrañas que los invitados han hecho en casa de otras personas.

1. Mi suegra sopló las velas de cumpleaños de mi hijo

¡Oh, la famosa y eterna lucha con la suegra! Tristemente, este es un huésped que puede ser virtualmente imposible evitar.
“¡Mi suegra es de lo peor! Es la persona más absolutamente grosera que pueda haber. Cualquiera que la conozca estará de acuerdo. Una vez se comió un trozo del pastel de cumpleaños de mi hijo de 3 años antes de que le cantáramos el Feliz Cumpleaños. En ese momento, no sólo faltaba el pastel, ¡sino que también faltaba su hermano! ¡Ella estaba sentada con mi otro hijo dándole de comer! – StephieVee

2. El hijo de mi hermana atascó el inodoro con papel y provocó una gotera

“El hijo de mi hermana embutió todo un rollo de papel higiénico en el baño de arriba, luego apretó el botón y dejó que el baño se inundara con agua del inodoro, hasta que se filtró finalmente y comenzó a gotear en el piso de abajo. Mi hermana y su esposo vieron este desastre e inmediatamente se despidieron apresuradamente y se fueron. No supe que había sido su hijo quien lo había hecho hasta que se hubieron ido y mis padres me contaron que su hijo les había contado que lo había hecho.
Me pasé la noche del Día de Acción de Gracias limpiando agua con caca, y viendo cómo se arruinaba la mampostería de mi casa”. – Yangoose

3. Estuvo en el baño durante un rato sospechosamente largo

“Alrededor de un año atrás, un tipo con el que hablaba vino después de una noche de copas. Estábamos en la cocina cuando el se excusó y se fue al baño del piso superior. No me di cuenta de cuanto tiempo pasaba, y cuando lo hice, subí y golpeé la puerta y escuché la ducha prendida.

Le pregunté si todo estaba bien y dijo que sí, y yo volví a bajar. Unos 10 minutos más tarde él bajó con su cabello mojado y dijo que debía irse. Subí y encontré el fregadero LLENO de vómito.

Puedo lidiar con la mayoría de los fluidos corporales, pero el vómito me supera de sólo pensarlo. Pasé el resto de la noche usando un desatascador para remover los pedazos y restregando el fregadero, e intentando no añadir nada. Sep… nunca volví a hablar con él”. – allicat4

4. Traía desconocidos a mi casa a que pasaran la noche

“Permitimos que un amigo se quedase con nosotros cuando salió de la marina, hasta que pudiera recuperarse. Supuse que sería solo por algunas semanas, pero se convirtieron en varios meses. Triplicó la factura de electricidad, y duplicó la de agua en 2 semanas, y no comenzó a pagarme hasta después de pasado un mes y medio de su estadía con nosotros.

Durante las primeras dos semanas ayudó un poco en la casa, pero luego dejó de hacerlo. Se iba de fiesta con algunas personas, quienes a menudo se aprovechaban de él, pues es muy bien parecido. Luego volvía a casa y me culpaba (no estoy bromeando, una de sus otras amigas mujeres lo forzó a liarse con ella y él vino a casa y me gritó diciendo que las de mi género se aprovechaban de personas como él).

Mi hija no tenía siquiera un año, pero él invitaba gente al azar a pasar la noche sin antes avisarnos.

Yo me levantaba a las 4 para ir a trabajar y preparar a mi hija para la guardería, y me encontraba con personas bebidas que no conocía por toda la sala de estar. Solía ver programas obscenos y vulgares con escenas que podían pasar por obscenidades eróticas en la sala mientras nuestra hija estaba allí.

Una vez le dio de comer una barra de cereal porque ella estaba obsesionada con la envoltura dorada, y se enojó conmigo porque yo me enojé con él. Su razonamiento fue que una vez le dije que a ella no le gustaba comer carne, y de alguna manera eso significaba que necesitaba proteínas, y por lo tanto sólo estaba haciéndome un favor.

Llegamos a un punto culminante cuando un día decidió que iba a intentar permanecer despierto durante 36 horas.
Se hizo una olla de café en la estufa, aunque tenemos una Keurig, se fue a su habitación y se desmayó. El café hirvió hasta evaporarse, y llenó de humo la casa entera. Desperté a las 3 de la mañana por el olor.

Le llamé la atención por esto, ya que la habitación de mi hija está junto a la cocina, y podría haberle hecho daño (no es que podría haber iniciado un incendio, pero es el principio del tema). Se disculpó, pero volvió a hacer el mismo desastre al día siguiente.

Terminé echándolo esa semana, y nuestra amistad terminó allí. Como si esto fuera poco, le dijo a todos lo que había sucedido, pero omitió mencionar el incidente del café, y cuando abrí Facebook me encontré con grandes diatribas sobre lo perra que yo era”. – methylenebluestains

5. Pintó el baño con un rotulador

El novio de mi compañera de habitación llegó hecho un desastre. Mi compañera no estaba, pero él dijo que quería esperarla, y nosotras éramos demasiado no conflictivas como para hacerlo irse. Después de un rato él pasó al baño y se podía escuchar grandes salpicaduras, pero una vez más fuimos demasiado tímidas como para preguntarle qué diablos pasaba allí dentro.

Salió, se sentó, y advertimos que sus brazos estaban completamente cubiertos de rotulador negro. Entonces dijo: “Deberían limpiar el baño. Hay agua por todos lados’, y se fue.

Había tomado un jodido rotulador negro, pintado sus brazos, luego intentó quitárselo y cuando no pudo hacerlo, mojó el rotulador y salpicó agua negra con tinta por todo el baño.

Había charcos de agua morada de rotulador por todo el suelo. Había manchado el linóleo y, a pesar de los intentos de nuestra compañera de habitación por limpiarlo, terminamos perdiendo el depósito de garantía por ello. Todavía hoy no tengo idea de por qué razón se pintó los brazos.

Como dije, había estado bebiendo, y estoy segura de que tuvo algo que ver con ello.

Después de eso, ya no le permitimos entrar si que ella estuviese allí”.
HotDishEnthusiast

6. Un chico literalmente rompió todo

“Tuvimos en casa algunos parientes con realmente poco control sobre su hijo durante una semana. Como no teníamos suficientes habitaciones, su hijo se quedó en mi habitación y yo dormí en el sofá. Durante el tiempo que estuvieron, ese chico se las arregló para:

  • romper la puerta de mi habitación
  • romper mi Xbox 360
  • rasgar la pintura nueva de la pared cerca de mi cama, dejando una enorme mancha blanca en una pared completamente azul
  • romper la barandilla de la escalera, luego de intentar treparse a ella
  • romper la mayor parte de mis colecciones de Lego, y perder algunas de las piezas más importantes

Amo a mi familia, pero nunca más se quedará alguien en mi habitación”. – TomIce1234

7. Un compañero de trabajo robó nuestras cosas

“Cuando tenía veinte y pocos, mi compañera de habitación y yo organizamos una fiesta y cada una invitó a sus amigos. Algunos de mis compañeros de trabajo vinieron también, pero todos nos mezclamos y lo pasamos bien. Hubo mucha bebida, vasos volcados, etc.

Algunos meses después estaba en el apartamento de uno de mis compañeros de trabajo y advertí un imán en su nevera que era igual a uno en mi casa.

‘¡Eh, qué gracioso! Mi compañera de habitación tiene el mismo imán. ¡Vaya!’

‘¡Oh, sí, solía tenerlo! Lo vi durante la fiesta y me encantó… así que me lo llevé’.

Pero…¡¿Cómo…?! Ni siquiera estaba avergonzada, ni tratando de ocultar que nos lo había robado.

Aún sigo preguntándome qué diablos más se llevó”. – Reddit User

8. Simulaba apuñalar a todos los invitados en mi fiesta

“Perdí a quien fuera mi amiga durante 30 años por esto: Trajo a una mujer a una pequeña reunión. Ella alentaba a mi esposa embarazada a beber, y le preguntaba a nuestra amiga si era bi (no lo es). Entró a la cocina, tomó cuchillos y simuló apuñalar a todos haciendo Katas con cuchillos.
Más tarde, persiguió a mi amiga no bisexual por toda la casa de una manera que todos sentimos muy acosadora —la detuve físicamente tomando sus muñecas y le dije: ‘¿Qué diablos pasa contigo?’.

Ella contestó: ‘Adelante, rompe mis muñecas’.

Teníamos una fogata fuera, donde la extraña invitada declaró: ‘Hay tres cosas que uno no puede dejar de mirar: un río que fluye, un fuego ardiendo, y alguien siendo lastimado’.

Mi amiga durante 30 años no vio nada problemático en todo este comportamiento, se casó con ella, y no supe de él durante un año, ni lo deseo. Lo vi en el supermercado con su esposa, ahora embarazada, y me escabullí.

Supongo que en algún momento ella lo asesinará”. – chetsnaker

9. Sacó una bolsa con drogas y comenzó a hacer líneas sobre la mesa

“Hace algunos años, mi mejor amigo de la infancia vino a visitarme con su novia. Se hicieron planes, y otro amigo nuestro de la infancia estaba viniendo cuando ellos llegaron. Bueno, aparecieron con un tercer tipo a remolque desde su nuevo pueblo, alguien que no me gustaba particularmente, pero de todas maneras lo acepté.
Entonces llegó nuestro otro amigo de la infancia, e inmediatamente sacó una bolsa de drogas y comenzó a hacer líneas sobre la mesita de la sala. Mi esposa (mi novia en aquel momento) se puso como loca con él, y el tercero en discordia lo defendía, y decidieron que lo harían afuera…

Mi vecino era policía, por lo que eso no terminó bien para ellos. Por si esto fuera poco, el amigo con las drogas ahora es drogodependiente y un desastre total, y el tercero en discordia asesinó a su novia y estará preso mucho tiempo.

Mi amigo original y yo somos las únicas personas limpias y exitosas. Es triste, pero ellos eran unos imbéciles”. – aGeckoInTheGarage

10. Se robaba la colección de DVDs de mi mamá

Mis amigos y yo éramos fanáticos de DnD en la secundaria, y a menudo jugábamos en la casa de mis padres (el único lugar con una mesa lo suficientemente grande). Uno de mis amigos invita a su camarada, pero no va a jugar, solo quiere reproducir su DS. Nada del otro mundo, ¿verdad?

Se aburrió y comenzó a ver ‘Rescatando al Soldado Ryan’ a todo volumen, como si no fuera gran cosa, y eventualmente le dijimos que bajara el volumen. El subió el volumen un punto, y nos miró a ver si lo advertíamos; subió el volumen otro punto, nos miró, y repitió. Luego de que regresó al volumen original le pedimos por favor que lo bajara. No hizo caso, y siguió subiendo el volumen como si jamás fuéramos a advertir una película de guerra sonando más y más fuerte.

Eventualmente todos se están yendo, y bajo su brazo, frente a la puerta, estaba la colección de DVDs de El Señor de los Anillos. Lo detuve y le pregunté: “¿Qué haces con eso?’, y sin dudarlo dijo: ‘Oh, dijiste que puedes prestármelos’. ¡Eso no es Skyrim! ¡No se puede hacer clic en ‘mentir’ y esperar que funcione!” – Houseofpayne426

11. Ella dibujaba en nuestras paredes

“Cuando era pequeña, una amiga de la escuela se quedó a dormir un fin de semana. Mis padres estaban arrancando el viejo y bizarro empapelado de los ’80 en ese momento, así que, por primera vez (¡y la única!) nos permitían dibujar en las paredes. Mis padres pensaron que sería divertido, creativo, y que sólo duraría uno o dos días, hasta que pintáramos. Mi amiga también estaba invitada a dibujar con nosotros.

Hice un dibujo de nuestro perro. Mi amiga dibujó otro perro de pie detrás del mío, y su perro tenía una lengua gigante que lamía el trasero de mi perro. Entonces procedió a dibujar un gigantesco sostén en la pared.

Cuando mis padres entraron y vieron esto, fueron a telefonear a sus padres para que vinieran a recogerla. LO ANTES POSIBLE.

Algo realmente raro”. – hugsouffle

12. Cambió la distribución de mi habitación

Una cosa es poner los pies sobre la mesita de la sala de alguien, o cambiar de canal si pedir permiso, pero, ¿qué tal si alguien llega y cambia completamente la estética de tu habitación? ¿No lo crees? Mira esta historia:

“Cada vez que mi amigo viene, se escabulle en mi habitación y cambia todo de lugar. No creo que mi habitación haya estado como a mí me gusta desde hace un año o más”. – Reddit User

13. Mi suegra invadió mi privacidad

Existe una verdad tácita sobre la relación entre una suegra y su nuera: Siempre se puede esperar un poco más de animosidad. No podemos decir por qué, pero sucede. Quizás sean escenarios como éste los que dejan un cierto sabor amargo en la boca:
“Mi suegra dijo que sólo usaría mi teléfono para tomar una foto, pues el suyo estaba muerto. En lugar de ello, se metió en mis fotos y publicó 15 seguidas en Facebook. Supongo que estoy contenta de que no hubiera nada personal allí”. – sleepybear7

14. Cuando alguien tiene un serio problema de mirar fijamente

No puedo soportar que la gente se me quede mirando. Pienso que es normal sentirse incómodo, ¡y eventualmente quiero pedirle a esa persona que deje de hacerlo! Pero ¿qué pasa si eres este tipo y la persona que vive temporalmente contigo no puede quitarte los ojos de encima?

“Me mira fijo mientras como mi comida, o mientras camino por la casa…” – Travant

Me pregunto si alguna vez le pidió que dejara de hacerlo. ¿O simplemente dejó que siguiera?

15. Siendo huésped, me encanta husmear por allí

Esta historia viene de alguien que ha sido huésped en la casa de alguien más. Hablando de cosas raras que la gente hace, una persona decide simplemente admitir su rareza:

“Siempre, siempre, siempre reviso el armario del baño. ¡Oh, y la nevera! No sé por qué, pero supongo que es una forma de llegar a saber quiénes son en realidad”. – ryggrad

El hecho de que te auto proclames “huésped raro” hace que sea correcto? No lo sé, júzgalo tú…

16. Hizo caca por todo el baño

“Contraté a una amiga de la familia de 17 años para ayudarme con el trabajo en el jardín. Era una buena estudiante, una persona agradable y trabajadora. Mientras recortábamos el seto, me preguntó si podía usar el baño. Le mostré dónde estaba, volví afuera y seguí trabajando. Ella tardó un rato, y me preocupó que pudiera no sentirse bien. Eventualmente regresó y parecía estar bien. No volví a pensar en ello. Terminamos el trabajo y la llevé en auto a su casa.

Cuando regresé me dirigí al baño para tomar una ducha, y me encontré con mi peor pesadilla. Había caca por todas partes. Había bolitas, trozos como mazorcas y huellas de dedos con caca por todas partes: paredes, piso, inodoro, la cortina de la ducha, las toallas, el armario, el espejo.

Había sido meticulosa. Nada, aparte del cielorraso, había eludido a esta Picasso. Incrédula, asqueada, enojada y perpleja ni siquiera arañan la superficie del tsunami emocional que sentí. Me llevó horas limpiar y desinfectar el desastre que había hecho, y sigo resentida 20 años después.

Jamás le dije nada. No sabía cómo abordar el asunto. Su hermano sufría una enfermedad terminal y estaba hospitalizado, su padre era odioso, la familia era muy pobre, y sabía que ella sufría un enorme estrés. Sólo conservé la distancia, y nunca más la volví a invitar a mi casa”. – flatfrog

17. Daba alaridos en medio de la noche

Hace varios años tuve un par de amigos de la iglesia de fuera de la ciudad que se quedaron conmigo y mi familia mientras visitaban St. Louis. Si bien los conocía a ambos desde hacía años, nunca había pasado mucho tiempo a solas con ninguno de ellos aparte de caminatas, comidas o la iglesia.

Pasamos la noche bebiendo cerveza, recordando y absortos. Los dos hombres tenían una amistosa rivalidad, y disfrutaban provocarse el uno al otro. A medida que avanzaba la visita, las provocaciones se hicieron más pronunciadas y personales. Aparentemente, el viaje en auto se hizo polémico cuando un tercer viajero decidió no participar. Cada uno culpaba acaloradamente al otro por esa decisión de último minuto, y decidí que era hora de postergar la discusión dejándola para otro momento.

Habíamos decidido previamente que ellos dos dormirían en el área de huéspedes en la planta baja de la casa, mientras el resto de mi familia dormiría en las habitaciones de arriba. Así que ellos bajaron y pensé que todo estaba bien.

Alrededor de las dos de la mañana me desperté sobresaltado por un fuerte ruido sordo seguido de una conmoción en el piso bajo. Mi primer pensamiento fue que alguien se había caído en la oscuridad, y mejor que me levantara y averiguara si alguien necesitaba ayuda.

De pronto, uno de los huéspedes comenzó a chillar de una forma espeluznante, similar a los gritos de una película de horror. Esto siguió ininterrumpidamente durante 30 segundos antes de que mis pensamientos descartaran mi primer idea, y mi atontada conclusión fue que uno de mis huéspedes estaba atacando (esto es, asesinando) al otro.

Los alaridos seguían y mi estómago se revolvió mientras decidía qué hacer. Llamé en voz alta a mis hijos para ver si estaban bien y busqué un bate que tengo en el armario de la habitación en caso de intrusos.

En ese momento, los alaridos habían durado durante bastante más de 1 minuto, y me pregunté morbosamente por qué no había cambiado la intensidad o el volumen. Me aproximé cautelosamente a las escaleras y los gritos cesaron. Mis hijos llamaron en voz alta y yo les aseguré que todo estaría bien, aunque en realidad me preguntaba qué hacer a continuación.

El piso bajo estaba silencioso como una tumba, y luego una voz dijo tímidamente: ‘Estamos bien aquí abajo también. Scott se cayó del sofá y esto disparó sus gritos de terrores nocturnos. Ni siquiera está despierto’”. – Eric Wolter

18. Un invitado tiene un encuentro con la esposa de otro hombre

“[Uno de mis huéspedes] se besuqueó con mi (ahora) ex esposa. Además, tenía un amigo tan borracho [que] confundió la mesa del comedor con el baño, se bajó los pantalones a la vista de todos nosotros, quienes también estábamos borrachos, y se dejó caer en [el] sofá. [Más tarde] procedió a mear por todos lados (alfombra). En su defensa, cuando despertó limpió todo”. – R0ot2U

19. La echaron de su propia casa

¿Alguna vez te pidieron que te fueras de tu casa tus propios huéspedes? Esto podría ser nuevo, y hay una razón para que haya terminado como lo hizo…

“Mi familia política me odia. Los invitamos para la cena de Acción de Gracias y en cuanto llegaron me pidieron que me fuera y regresara algunas horas después, porque querían ‘seguir su tradición de preparar la cena solos como familia’. Ahora son mi ex familia política”. – Arboretum7

20. Él dijo que lo que cocinaba “sabía horrible”

“Mi compañera de habitación y yo solíamos hacer la cena para amigos todos los lunes. Todos lo sabían, y yo jamás hice correr la voz, y un puñado de personas variadas se aparecía cada semana. Un tipo jamás se lo perdía, incluso aunque yo no lo conocía demasiado, en realidad, sólo tangencialmente a través de compañeros de trabajo, y tampoco me gustaba demasiado, para ser honesta.

Una noche llegó muy tarde y se sirvió la comida él mismo, que consistía en pasta esa noche, cocinada al dente. En cuanto la probó comenzó a quejarse: ‘esta es la pasta más cruda que he probado jamás, sabe horrible, alguien debería enseñarte a cocinar pasta’. Lo acepté sin decir nada, pensando para mí misma: ‘Lo siento, no es mi culpa que tu mamá haya recocido tus macarrones toda tu vida’. Pero después de eso mi motivación para hacer las cenas semanales murió, y dejé de hacerlo.
Personalmente, nunca jamás diría algo malo sobre la cocina de alguien siendo invitado en su casa, por terrible que fuera”. – coolcrowe

21. Tres personas ebrias causan una gran conmoción

“Mi esposo dejó que un ex compañero de trabajo se quedara en el sofá porque había estado bebiendo y no queríamos que condujera su auto. Despertó a la mañana siguiente y nos había robado la computadora, un teléfono celular, algo de efectivo y nuestros cigarrillos. Resultó que tenía un problema de drogas. Recuperamos la computadora.

Tuvimos un amigo borracho que vomitó en el suelo de la habitación de mi hijo, pensando que estaba en el baño. (Mi hijo no estaba en casa, gracias a Dios).
Un amigo borracho diferente meó todo el piso del baño —cosa que descubrí al entrar al baño a la mañana siguiente, llevando sólo medias.
Tengo que dejar de invitar a quedarse a personas borrachas…” – whovianmomof2

22. El papá de ella lo arrastró fuera de la casa… con toda razón, por supuesto

Esta historia es de las divertidas. Esta es una familia con la que no quieres meterte.

“Cuando estaba en la secundaria, traje un chico con el que estaba saliendo para que conociera a mi familia. Él intentó meterle mano a mi hermana menor. Pero el chiste se le volvió en contra. Ella le dio la paliza de su vida, luego hizo que mi papá lo arrastrase fuera agarrándolo del cogote”. – Reddit User

23. Ella no dejaba que nadie durmiera

Sé que dicen que es grosero despertarse tarde cuando eres invitado de alguien, pero ¿no deberías dejar que tus anfitriones durmieran tanto como quisieran? Esta abuela no lo cree así.

“Mi abuela vino de visita desde otro estado para mi graduación de la secundaria. Se quedó durante dos semanas después de la graduación, se cabreaba si yo trataba de seguir durmiendo después de las 9 am y le dijo a mi mamá que tenía que trabajar menos para poder tener la casa más limpia”. – PixelRapunzel

24. Se comió la mitad de la comida china

“Uno de mis mejores amigos vino a pasar la noche, y mi familia decidió tirar la casa por la ventana y pedir comida china para llevar para todos.
Provengo de una familia de siete, con él éramos ocho. Pedimos 5 o 6 platos y dos baldes grandes de arroz frito. Mi amigo se sirvió el primer balde ENTERO y, cuando lo confronté por ello, señaló amablemente que aun quedaba otro balde.

Para nosotros siete”. – ChrisTheDog

25. Mató al ave de la familia

“Una amiga nuestra nos visitaba con su hija. En realidad no era una niña, sino una tarada de 8 años que, luego de cinco minutos, hizo obvia la falta de disciplina con la que había crecido. Mi hija y la mencionada psicópata jugaban en su habitación. Los adultos salimos afuera para ver/conversar algo durante cinco minutos. Regresamos cuando escuchamos un graznido, para encontrarla agarrando a mi paloma. La mocosa había abierto la jaula y agarrado el ave para acariciarla. ¿Sabes que no hay que apretar a un ave? Murió por lesiones internas menos de dos horas después.

Mi hija quedó desconsolada”. – _whitenoise

26. Una madre soltera llamó a la policía por él

“Mi primo (vamos a llamarlo JC) viajaba por todo el país por trabajo, y decidió hacer una parada espontánea en Denver durante unos días. No me importó, porque me gusta tener amigos y familiares a mi alrededor. Iba a llegar un lunes, y yo no me tomé días libres porque trabajaba de día, pero las tardes y las noches generalmente estaba libre.

Los primeros dos días de su estadía fueron bien, hasta que el miércoles por la noche me dijo que quería salir del apartamento. Eso sí, ya eran pasadas las 8 pm, y yo debía levantarme para trabajar a las 4:30 am.

Entonces JC decidió llamar un taxi e ir un rato a un bar. Yo no tenía ganas, en realidad, pero no quería que el dejase de pasear un poco por la ciudad. Le di mi dirección y una llave de repuesto que tenía. Se fue en su taxi alrededor de las 9 pm.

Adelantamos hasta las 2 am.

Me despertó una llamada de mi primo, hecho una mierda, pidiéndome que le abra la puerta. Le dije: ‘¡Tienes llave!’, y él respondió: ‘¡Abre la puerta, estoy golpeando!’. Le dije: ‘¡JC, no te escucho golpear! ¡¿Dónde estás?!’

Esto siguió igual durante unos 20 minutos de intentar lograr que un idiota borracho hablar coherentemente por teléfono.

Decidí ponerme algo y conducir por el vecindario, hablando simultáneamente con él por teléfono, y buscar un idiota borracho golpeando la puerta de alguna persona cualquiera.

Luego de mucho dar vueltas encontré una patrulla de la policía con dos policías caminando hacia un edificio de apartamentos (no lejos del mío). Me bajé y caminé hacia ellos. El policía se acercó a mí y me preguntó si conocía al tipo, y le dije al oficial la verdad sobre cómo había sucedido todo. Me dijeron que me quedase junto a mi auto mientras ellos hablaban con él. Pasaron unos minutos y JC salió tambaleándose mientras los oficiales me decían que me lo llevase inmediatamente.
JC, en su nube alcohólica, estaba golpeando la puerta de un apartamento de una madre soltera con dos hijos. Había perdido la maldita llave de mi apartamento (que tuvieron la amabilidad de reemplazar sin cargo). Entró enfurecido a mi apartamento y me amenazó con patearme el trasero. Luego procedió a desmayarse hasta que regresé de mi empleo, alrededor de las 5 pm”. – DenverITGuy

27. Atrapé a mi tía robando las alhajas de mi mamá

“Luego el funeral de mi madre, hicimos un almuerzo en casa de mis padres. No era una casa grande, pero era espaciosa, y las 100 personas que asistieron estaban repartidas entre el comedor, la cocina, la sala y el área del patio.

Yo estaba en el garaje con mi mejor amiga, bebiendo para probarme y fortalecerme, cuando escuché que mi vecino de 17 años ponía su ridículamente potente radio del auto a todo volumen. Toda la casa estaba vibrando y yo perdí la cabeza completamente.

Lo hubiera matado, pero mi primo me detuvo y dijo que él se ocuparía. Fue hasta el tipo y le explicó lo que sucedía, y educadamente le pidió que la apagara. El chico se puso a discutirle y procedió a poner la música aún más fuerte.

Entonces decidí llamar a la policía, pues cualquier otro recurso hubiera involucrado fuego, asalto con arma mortal, y una larga estadía en prisión. La aflicción puede volverte bastante loca.

Subí para usar el teléfono ubicado en la habitación de mis padres. Cuando abrí la puerta, encontré a mi tía (la hermana de mi madre) hurgando entre las cosas de mi madre.

Cuando exigí saber qué demonios estaba haciendo, replicó que sólo quería llevarse algo para recordar a su hermana. Le dije que se fuera inmediatamente, y que si mi padre la hubiera encontrado haciendo eso, la hubiera arrojado por la ventana.

Por suerte tuve la premonición de que algo más pasaría, por lo que tomé todas las alhajas del armario de mi madre y me las llevé a mi apartamento. Creo que eso es lo que mi tía quería en realidad —nada como un abuso de confianza cuando uno está afligido por una perdida devastadora”. – Bookworm74

28. Una vieja amiga vino a visitarme, pero no estaba sola

“Recibí una llamada de una vieja amiga de la universidad. Era una de esas personas que rebosan talento, pero que por alguna razón su vida termina siendo un desastre en todos los aspectos posibles.

Vivimos a mitad de camino entre el lugar donde ella vivía y hacia donde se dirigía, así que me llamó y [preguntó] si podía dormir en nuestro sofá para hacer una etapa en su viaje. Mi esposa tenía que trabajar en su tesis de maestría, por lo que me dijo algo así como ‘diviértanse’.

Mi amiga apareció a) casada con un tipo blanco con rastas y expansores en las orejas, que era un absoluto imbécil; b) con dos hijos, de 3 y 2, a cuestas; y c) con un embarazo de unos seis meses.

Pensé, bueno, no hay muchísimo lugar adicional para dormir, pero haré lo posible por adaptarme.

No pude. Los niños eran espantosos, completamente incontrolables a menos que estuvieran sentados en el regazo de mi pronto ex amiga.

Estos niños comenzaron a tirar todo de los estantes, y Mamá decía ‘ahá’. El esposo era menos que inútil. Me arrastró al dormitorio: mi amiga le había dicho que probablemente yo tendría hierba, y así era, y no me molesta compartirla, pero el esposo se fumó básicamente los ocho en como 2 horas.

Pasó todo el tiempo quejándose sobre la mierda de esposa y madre que era mi amiga. Ella vino en medio de todo eso y fumó cualquier cantidad de hierba estando embarazada, también. Luego querían cenar: ella me llevó a un tugurio de la zona, pidió un montón de comida para llevar, y después algo así como: ‘Lo siento, tío, pero me quedé sin dinero’.

Así perdí como $60 en época de ajustarse. Ella se pasó todo el viaje en auto quejándose de la mierda de esposo que era él. Cuando regresamos, el hijo 2 literalmente había escalado una estantería, y el esposo sujetaba al hijo 1 en el suelo, brazos y piernas.

El chico gritaba como si lo asesinaran; el esposo decía algo como: ‘Esto es lo único que lo calma’.

Mi esposa se pasó toda la noche encerrada en la oficina; no se fueron hasta la tarde del día siguiente, y se pelearon todo el tiempo.

Bloqueados, borrados, eliminados”. – felagund

29. Ella comenzó a mear en una taza

“Mi suegra se alojaba en nuestra casa.
En medio de la noche la escuché levantarse y luego escuché abrirse la puerta del garaje. Como no había absolutamente ninguna razón para que ella estuviese allí, me levanté para ver si necesitaba algo. Abrí la puerta y la encontré agachada sobre una taza meando. La sorprendí, lo que causó que tirara la taza, esparciendo la orina fresca por el suelo de mi garaje.

Su explicación fue que alguien (mi esposo) estaba en el único baño. Eso hubiera pasado, salvo que ¡ni siquiera golpeó la puerta! Solo vio la puerta cerrada y se fue derecho a mear en una taza en el garaje”. – conform-a-tron

30. Se rehusaron a pagar la renta, rompieron las ventanas y lograron desalojarme

“El año pasado dejé a una pareja vivir conmigo cuando recién se mudaron a Los Ángeles para establecerse. Su papá era un gran amigo de mi fallecido padre, así que si bien no la conocíamos personalmente, supusimos lo mejor.

Lo primero que hicieron fue traer un Golden retriever y un gato a mi apartamento, que no permite mascotas. Luego de incontables veces en que no me escucharon y casi nos desalojan, finalmente hicieron caso; luego volvieron a traer gato y perro.

Yo estaba exhausta.

No pagaban renta ni servicios, y me debían mucho dinero.

La chica estaba completamente loca. Era la persona de humor más cambiante que he conocido jamás. Una noche estaba borracha y arrojó a su gato contra el techo y a mi amigo en un armario. Luego tomó toda mi vajilla y comenzó a destrozarla.

El último mes de nuestro contrato de renta llegaba, y para ese momento, mis otros compañeros de habitación estaban abrumados y se habían ido. Los nuevos huéspedes compartirían la renta conmigo. El día antes del vencimiento de la renta me dijeron que se mudaban y que no me pagarían nada de la renta.

Como yo no podía permitirme una renta de $2500 yo sola, de un día para el otro me quedé en la calle. Tuve que irme esa noche al apartamento de mi mejor amiga.
Cuando se fueron, se llevaron un montón de cosas mías, rompieron la ventana y la vajilla, y jamás ayudaron a limpiar el lugar. Tuve suerte de que el propietario me dejase rescindir el contrato.

Jamás en toda mi vida había conocido personas tan horribles”. – averym88

31. No quería el ventilador… así que lo rompió

Se supone que si un huésped no quiere usar algo en la habitación, simplemente no lo haría. Bueno, no este tipo. Tenía otros planes en mente.
“Un huésped en la casa de mis padres se quedó en la habitación de mi niñez. Era un bebedor empedernido, y en medio de la noche, supongo que decidió que no quería más el ventilador. En lugar de apagarlo, desprendió cada paleta del ventilador de techo y las escondió debajo de la cómoda”. – Mullinberry

32. Ella tuvo un feo accidente e intentó ocultarlo

“Esto sucedió hace alrededor de dos años. La amiga de una compañera de habitación se quedó a dormir en nuestro futón luego de salir una noche. Mi otra compañera de habitación y yo no la conocimos hasta la mañana siguiente. Yo estaba estudiando en la cocina cuando vino y me pidió un paño de cocina. Pensé que era algo raro, pero le di uno. Poco después se fue. Esa fue la única interacción que tuve con ella.

Comenzamos a notar un olor realmente horrible en toda la casa. Apestaba TERRIBLEMENTE. Fui al baño a investigar. El inodoro estaba lleno de agua marrón llena de mierda.

Necesité varios intentos y muchas arcadas desatascarlo. Limpiamos minuciosamente el baño y pensamos que era el final. Pero era sólo la punta del iceberg.

El olor a mierda permaneció durante los siguientes días. No sabíamos qué hacer con ello. Una noche, luego de un par de copas, nos sentamos en el futón (sobre las mantas que tenemos sobre él) a ver una película y comer unos chips con salsa. Luego de algunos minutos de película, comenzamos a sentir un tufillo. Se iba haciendo más y más fuerte. Quitamos las mantas y retrocedimos horrorizadas ante la visión frente a nosotras.

Esta chica había tenido con toda seguridad diarrea explosiva en nuestro futón. No sólo eso, lo había tapado y no había dicho ni una palabra”. – merbearr

33. Io Vuelta un plato lleno de salsa de tomate sobre la alfombra blanca… a propósito

Mi suegro, lamentablemente, es un imbécil que una vez se quedó en mi casa. Mi media naranja y yo hicimos la cena (era algo con salsa de tomate) y luego de una cena llena de comentarios racistas y prejuiciosos de mi suegro, nos fuimos a lavar los trastos. El fregadero de la cocina y el lavaplatos estaban quizás a 10 pies de donde él estaba sentado. Yo estaba llevando mi plato al fregadero mientras hacía contacto visual y hablaba con mi media naranja. Aparentemente él tenía su plato lleno de salsa para que yo lo llevara al fregadero [pero] yo no lo había advertido.

Como yo no lo tomé, su respuesta fue dar vuelta el plato sobre la alfombra blanca. No se disculpó ni dijo ‘ups’ ni trató de limpiar. Su respuesta fue cruzar sus brazos sobre su gorda barriga y frunció el seño. No ha sido vuelto a invitar desde entonces, y siempre que nos sentimos frustrados ahora decimos: ‘A la mierda, doy vuelta el plato’”. – kerithistle

34. Escribía notas groseras y las ponía por todas partes

“Tengo una hermana que es la oveja negra (por razones decentes) a quien mis padres alojaron el año pasado durante más de ocho meses. Tiene tres hijos que hacen desastres todo el tiempo, y ningún esfuerzo por limpiarlos. Enseñó a sus hijos (mis sobrinos)a ser descorteses con la familia, y las cosas van empeorando con el tiempo. Dejaba notas de pura palabrería en la nevera que le dejábamos usar, básicamente diciendo ‘estos alimentos los compré yo, no está permitido que los usen’. Esto hubiera estado bien si ella no usara nuestras provisiones con total libertad. Fue desconsiderada, no pagaba renta, y siempre causar algún drama tóxico. Ahora estamos luchando una batalla por la custodia de su hijo más pequeño (quien ha estado viviendo con nosotros durante más de un año)”. – whoisnightman

Ahora que los has leído todos, ¿cuál es tu favorito? No puedo imaginarme ninguno de esos escenarios sucediendo en la vida real, pero por extraño que parezca, ¡suceden!


?>