La gente comparte sus mas interesantes historias de venganza

Oh, venganza. Algunos dicen que es dulce, otros dicen que se sirve en plato frío, y Confucio advierte: “Antes de embarcarte en una venganza, cava dos tumbas”. ¡Todos tienen algo que decir al respecto! Buscar venganza es casi tan viejo como el tiempo. Hemos visto cómo funciona desde la época en que Shakespeare estaba vivo y en escena; cómo los personajes de dramáticas telenovelas diurnas se vuelven unos contra otros, ¡e incluso cómo las réplicas modernas en Instagram son una forma de represalia! Algunas venganzas son perdonables, otras no tanto, y de todo lo que está en medio a veces se olvidan —como mi amiga que se casó con el tipo que se metió en su departamento y derramó lejía por toda su habitación y su ropa como venganza por vaya uno a saber qué. La venganza, en el sentido de procurar dolor o castigo hacia alguien que te ha hecho daño, viene en muchas, muchísimas formas y tamaños, y grados de intensidad (mira la nro. 36 para ver una forma bien picante de vengarse de alguien que demanda mayonesa para calmar el dolor), como veremos hoy.

Siempre he sido partidaria de la escuela de pensamiento de que la vida bien vivida es la mejor venganza, o si alguien hace algo cuestionable o te trata mal, simplemente devuélvele bien por mal. Estas personas de las historias que siguen, sin embargo, hacen mas bien lo contrario. Algunos buscan un acto de venganza más pasivo-agresivo (como la dama que se agacha para dejar monedas en el suelo en el nro. 32) y otros fueron un poco más arteros (como el tipo que pensó que la pareja grosera sentada junto a él en la cafetería necesitaba que le enseñaran una lección en el nro. 2). Las historias tienen un poco de todo, pero todas tienen algo en común. El agresor sin duda recibe su merecido, a veces multiplicado por diez. Algunas son maldad pura (¿quién hubiera pensado en hacer eso a un tampón en la nro. 6?), y unas pocas veces, son realmente insignificantes. ¡Sigue leyendo para vivir y absorber a través de otros la venganza que no llegarás a experimentar!

40. Él es inmune a la hiedra venenosa, pero su acosador no

Soy inmune a la hiedra venenosa, por lo que siempre la arrancaba de nuestro jardín (alrededor de un acre entero). La dejé en la zona de concreto del garaje (porque cuando terminé estaba cerca de allí. Sí, fui/soy perezoso). De todos modos, iba con frecuencia a un estanque de pesca en un canal en mi vecindario (esto es en el sur de Luisiana). No siempre tenía una bicicleta que funcionara, y la caminata era de solo una milla. Un ‘chico grande’, probablemente 2 o 3 años mayor que yo, era un tarado. Hacía cosas como acercarse a mí en su bicicleta y hacer como si fuera a chocar los cinco conmigo, y luego me abofeteaba el rostro y huía riendo.

E cualquier modo, un día hizo eso y yo regresé a casa muy molesto. Tenía una pistola de agua y pensaba dispararle si se metía conmigo otra vez. Y entonces vi la hiedra venenosa y tuve una idea malvada. A la cubeta, le puse un poco de agua, revolví un poco y luego la puse en mi pistola de agua. Regresé al estanque. Cuando volvía a casa, apareció para molestarme otra vez. Lo rocié y el rompió mi pistola, pero, chicos, valió la pena. Por lo que supe luego, no fue a la escuela por casi dos semanas”. Paranatural

39. Pequeño queda solo en el auto hace un desastre; por todas partes

“Cuando mi hermano menor tenía 3 años, mi padre tenía que cuidarlo por el día. El plan era que él, luego de preguntarle a su jefe, lo llevaría a su trabajo por el día. Era un empleo de oficina, y se llevaba bien con su jefe, por lo que mi mamá supuso que no era un problema.

Mi padre, sin embargo, no quería un pequeño que lo distrajera todo el día, por lo que lo dejó en el auto con la radio encendida y una caja de jugo de manzana. (Esto es Inglaterra, por lo que no se recalentaría, aunque de cualquier modo no está bien). Al final del día, papá regresó al auto para volver a casa, esperando un pequeño dormido que no le diría nada a su madre.

En lugar de ello, a su regreso encontró a su hijo saltando en el asiento delantero con la radio a todo volumen, desnudo y riendo, resbalándose y cubierto de popó. Se había hecho encima, se quitó el pañal y esparció su materia fecal POR TODAS PARTES. Estaba embadurnada por todo el asiento del conductor, el parabrisas, el volante, el sistema de navegación, la ventanilla del conductor; incluso huellas de manos en el techo. Nuestro papá no tenía idea de que los pequeños podrían producir un desastre tan asqueroso. El único asiento que estaba completamente limpio era el suyo.” TacoinaToaster

38. Gerente llama a línea directa de fraudes cuando cliente no cierra el pico

“Una vez, cuando trabajaba en una pequeña tienda de video como subgerente, teníamos este cliente que era un verdadero estúpido, a punto tal que un día me harté de su comportamiento y lo eché. Había sido grosero con todos y cada uno de los empleados de la tienda, incluyendo nuestro jefe. Era simplemente un imbécil bocón y acosador (sería muy largo entrar en detalles).

De cualquier modo, una vez lo vi en un pequeño centro comercial de la zona, y estaba fanfarroneando a unos tipos sobre cómo había hecho trampa en su indemnización laboral. Luego sacó un fajo de billetes y lo agitó bajo sus narices como un fan japonés. ‘¡Conseguí todo este dinero por mentir sobre mi mano lastimada!’. Qué fracasado.

Si vas a las páginas azules de la guía encontrarás ese anuncio en letras mayúsculas que dice: LINEA DIRECTA DE FRAUDE DE INDEMNIZACIONES LABORALES. ¿Adivina qué datos tenía registrados la tienda de video? Nombre completo, dirección y número telefónico. No sólo entregué al tipo, también pude proporcionar muchísimos detalles acerca de cómo exactamente había fingido su lesión de cuando se lo explicaba a sus dos amigos”. Patches67

37. Adolescentes se la devuelve a dueño de tienda que no les pagó… TODO EL VERANO

“Solía vivir en un pueblo muy pequeño, unas 250-300 personas. No había tiendas, ni gasolineras, etc. Un día, alguien del pueblo decidió abrir una pequeña tienda que vendía cosas básicas como provisiones y alquiler de películas. Contrató a algunos de nosotros, niños de escuela secundaria, para trabajar en la tienda y nos prometió $50 por semana a ser pagados al fin del verano.

Estuvimos de acuerdo y comenzamos a trabajar. Nos pasamos el verano rellenando anaqueles, limpiando el baño, cortando el césped y un montón de cosas más. Bueno, el final del verano estaba llegando. Es nuestro último día de trabajo, y aparece con nuestros cheques. $50. Para cada uno. Por todo el verano.

Obviamente no estábamos demasiado felices, pero sus palabras fueron ‘¿Qué diantres van a hacer al respecto? Dejen la llave en mi casa, pues ya no la necesitarán.’

Urdimos un plan para devolvérsela a esta escoria. Antes de cerrar la tienda por última vez, dejamos una ventana sin cerrar. Dejamos la llave en su casa. Alrededor de medianoche estábamos de regreso en la tienda. Tomamos todo lo que pudimos, cigarrillos, dinero de la registradora, dulces. Probablemente mercadería por valor de $1000, cerramos la ventana y nos fuimos por la salida de emergencia, que no tenía alarma. Tampoco había cámaras de ningún tipo.

Al día siguiente había policías allí. Nos acusó a todos de hacerlo, pero no tenía pruebas. Terminó teniendo que cerrar la tienda unos meses después, pues el pueblo se enteró de que no nos había pagado y dejó de hacer negocios con él. No me sentí mal. Se lo merecía”. [deleted]

36. Ella roció sus cosas cuando lo pescó engañándola

Este es bastante despiadado. Quién sabe cómo es la historia completa (después de todo, hay tres lados en cada historia: la de él, la de ella y la verdad…), pero vale decir que ambos se portaron mal en este caso. No puedo imaginarme a ninguno cómodo, y ambos son deshonestos. Bueno, al menos ahora sabemos que la mayonesa tiene otros usos.

“Mi ex novia roció los genitales de un tipo con gas pimienta por engañarla. Aparentemente, la única manera en que pudo quitarse el ardor fue meterlo en un frasco de mayonesa, en caso de que las pelotas de alguien más reciban gas pimienta en el futuro”. Kraken_Sig

35. Movió personalmente el auto de su vecino luego de pedirle que no aparque allí

Mi papá solía vivir en un edificio de apartamentos con cocheras, y cada arrendatario tenía un espacio designado exclusivamente para él. Bueno, mi papá regresaba habitualmente a casa y se encontraba que alguien ya había aparcado en su lugar. Le pidió educadamente al tipo varias veces que no aparcase en su espacio, e incluso habló con los propietarios, que no tenían nada que ver. Un día llegó a casa y descubrió que el tipo había aparcado en su espacio otra vez y decidió que ya era suficiente.

Mi papá siempre trabajó con autos, desde que tenía trece años. En su camioneta tenía un gato que usó para levantar el auto del tipo sobre sus ruedas traseras. Era un auto de tracción trasera, lo que significaba que ahora mi papá tenía control del auto. Usando el gato, se llevó el auto a través del lote y lo dejó medio oculto detrás de un contenedor de basura. Luego bajó el auto, quitó su gato, aparcó en su lugar y se fue a su apartamento.

Más tarde ese mismo día llamaron a su puerta. Era un oficial de policía con en desconsiderado vecino detrás de él. El oficial le preguntó a mi papá qué había hecho con el auto del vecino y mi papá lo miró directamente a los ojos y dijo: ‘Aparcó en mi lugar y le pedí varias veces que no lo hiciera, así que levanté el auto y lo puse junto al contenedor de basura’.

Ahora, para darles una idea de cómo era mi papa, mide 6’5” (1,96m), y en sus tiempos era realmente corpulento. Además, tiene sólo un ojo, y el falso que tiene siempre ha sido demasiado pequeño, lo que le da un aspecto constante de enfermo mental. Cuando le dijo al oficial que había levantado el auto y lo había movido él mismo, e incluso señaló dónde estaba el auto desde la ventana de su apartamento, los ojos del oficial se abrieron como platos. Se volvió hacia el vecino y dijo: ‘Señor, le recomiendo que nunca vuelva a aparcar en el lugar de este hombre otra vez’. El tipo dejó de aparcar en el lugar de mi papá luego de eso.” TheEggKing

34. Ella eligió la autopista de la autosuperación

“Hace unos 4 años descubrí que mi esposo por diez años estaba tonteando con una chica que había sido su compañera en la secundaria (debo hacer notar que nunca salieron antes porque, según él, ella salía con varios a la vez, y eso a él no le iba). En ese momento yo era estudiante de tiempo completo y él era el soporte económico nuestro y de nuestro hijo. Cuando lo descubrí me volví loca, comprensiblemente. Él me llamó psicópata y decidió que quería dejarme por ella. Así que renuncié a la escuela durante un año, tuve dos empleos, pagué el divorcio y mantuve a nuestro hijo yo sola. Terminé manteniéndome durante toda la escuela, me gradué con honores, conseguí el empleo soñado y realmente me iba muy bien sola. Él, por el otro lado, había sido engañado varias veces, vivía en un parque de caravanas de porquería con la zorra de su novia y es, en general, un fracasado. Técnicamente no me vengué, pero lo disfruté mucho.

(Ahora trabajo para una fantástica empresa de servicio de comidas y por mi cuenta como chef. Me encanta lo que hago, mi hijo es una estrella de rock y, en general, me va mucho mejor de lo que pensé!) betteroffthanyou

33. Meaba los zapatos de su hermano

“Mi hermano mayor (que estaba en la secundaria y medía un pie y medio más en aquel momento) me arrojó al techo y me dejó caer al suelo. Así que durante el siguiente año o algo así, esperaba hasta que se hubiera ido de la casa, iba a su ropero y hacía pis en sus zapatos. No se lo dije durante 20 años, pero cuando lo hice me dijo: ‘Pequeña cabrona, nunca comprendí por qué mis pies olían tan mal’”. waxaholic

32. Dejó el cambio en el suelo

“Un día estaba en la oficina de correos cuando una anciana delante de mí pidió una sola estampilla.

Obviamente considerando esto una pérdida de su tiempo, la mujer detrás del mostrador dio un bufido, arrancó una estampilla y la arrojó sobre el mostrador, haciendo que termine en el suelo. No se disculpó ni ofreció a la señora otra estampilla. La anciana meditó un momento, levantó la estampilla y dejó su moneda de cincuenta centavos en el suelo en su lugar. Luego dijo alegremente: ‘¡Gracias!’ y se fue, y la mujer tras el mostrador tuvo que dar la vuelta para recoger el dinero”. User

31. Hizo cosquillas a su abusona hasta que se calló y se rompió la pierna

“Cuando tenía siete años, sucedió el escándalo de Mónica Lewinsky, y mi nombre resulta ser Mónica. Puedes imaginarte cómo una cantidad de niños inmaduros disfrutaban llamarme. Una chica, que era varios años mayor que yo, con quien jamás había hablado antes, constantemente se metía conmigo y me llamaba Mónica Lewinsky. Le pedí que se detuviera y no lo hizo. Tengan en cuenta que esta chica era bastante grande comparada conmigo.
Un día estaba jugando en estos juegos con forma de camión de bomberos e intentaba hacer equilibrio, así que aproveché su vulnerabilidad y comencé a hacerle cosquillas. Cuando me di cuenta de que no le gustaba que le hagan cosquillas y estaba perdiendo el equilibrio, seguí haciéndolo, que probablemente era mi manera inocente de ser violenta. Finalmente perdió el equilibrio, se cayó y se rompió la pierna. Cuando la vi después con una escayola y muletas, me miró con una expresión arrepentida y nunca volvió a llamarme Mónica Lewinsky. ¡Me tenía miedo, una niña de siete años!”. ohappydagger

30. Hizo pis en el champú de su hermana y más

“Mi hermana solía golpearme, robarme mi dinero de cumpleaños, insultarme frente a sus amigas y chicas que me gustaban. Cuando mamá se fue a hacer compras navideñas, mi hermana le decía que me comprara prendas horribles para molestarme. Digamos que era horrible conmigo. Así que cada vez que hacía pis en la ducha, lo hacía en su champú y su gel de ducha, su maquinilla de afeitar, su esponja… todo”. emperor_friendzone

29. Conoció y comenzó a salir con la chica que su ex quería ser

“Una vez salí con una chica que realmente me gustaba, pero ella siempre fue inconstante conmigo, y cuando era fría realmente me trataba mal. Me llevó mucho más de lo que debería, pero finalmente me puse firme y la dejé. Entonces ella trató de recuperarme y de seducir a mis amigos; básicamente, una reacción inmadura de una persona inmadura.

Entonces, un par de semanas después, conocí a una chica fantástica en un concierto, y comenzamos a salir. Esta nueva chica era fabulosa, genial, divertida y sexy, pero como a la semana de comenzar a salir con ella advertí otra cosa en ella. Mi mezquina ex había tenido un empleo el verano anterior que la había hecho pasar prácticamente todo el verano con una chica por la que había desarrollado un complejo importante. Donde fuera que iban juntas, los tipos siempre miraban a la otra chica y nunca con mi esnob ex. Resultó que mi ex había desarrollado este importante complejo de ansiedad respecto de esta chica con la que había trabajado. Por pura casualidad, yo había conocido a esa chica y ahora salía con ella.

La satisfacción que sentí cuando llegué a una fiesta alrededor de un mes después de la separación y hacer que mi maligna ex viera con quién estaba yo fue inmensa. Sufrió un colapso total que incluyó llanto, gritos y diatribas, antes de gritarle al tipo con el que había ido ‘¡Llévame a casa ahora mismo, nos vamos!’.
A lo que él replicó: ‘Llama un taxi, loca, no te llevaré a ninguna parte’. Son esos pequeños momentos de la vida que un debe atesorar”. [deleted]

28. Le dijo a sus amigos la verdad sobre Papá Noel cuando tenían 6

Modern Mom

Algunos niños indudablemente saben ir a la proverbial yugular:
“Mi supuesto ‘mejor amigo’ en la escuela primaria me robó mis brillantes cartas Pokemon. Solo tenía 6 o algo así en ese momento, pero eso no me impedía ser un niñito sádico, y como tenía hermanos mayores, bueno, digamos que sabía cómo funcionaban las cosas. Adivinen quién descubrió la verdad sobre Papá Noel, el Ratón Perea Y los Power Rangers todos a la vez. No se metan con mi yo de 6 años”. rolloxan

27. Alteró la bolsa de Skittles

Oh, la expresión de su rostro debe haber sido graciosísima:
“Mi hermano una vez me robó mi bolso de Skittles y no lo admitió. Así que compré otra bolsa y la abrí con cuidado para poder volver a cerrarla. Saqué todos los skittles excepto los de manzana verde, y los reemplacé con M&Ms. La expresión de su cara fue impagable. Aclaro que había M&Ms Y skittles verdes en la bolsa. Y él se los comió de a puñados. Así que, no. No sería delicioso”. MajoraThief

26. Construyó la mejor bomba de brillo

¿Recuerdan cuando existían las bombas de brillo? Es verdad, duraron 2 minutos, pero fueron bastante publicitadas y por un momento fueron algo intenso. La empresa debe haber fracasado, pero la leyenda quedó. Es una forma súper solapada de molestar a alguien, y es casi imposible de limpiar y quitar todo. Probablemente seguirás encontrando brillos durante décadas. Los diminutos pedazos probablemente terminarán en tu torrente sanguíneo de alguna manera:
“Cubrí su ventilador de techo con purpurina”. Zafara1

25. Salió con la compañera de habitación de su ex

“Mi última novia me engañó, y ella y su compañera de habitación en aquel momento habían llegado a ese punto en su renta en el que ya no eran muy unidas y mantenían cierta distancia. Su compañera de habitación estaba buenísima, a veces era bastante cabrona, y no se llevaba bien con mi ex, y entonces decidí avanzar sobre ella.

La mejor idea que tuve. La expresión en el rostro de mi ex cuando su compañera de habitación me acompañó a la puerta en ropa interior luego de la primera noche no tiene precio. Procedimos a divertirnos de manera sucia, caliente, ruidosa casi todas las noches durante las siguientes 8 semanas hasta que terminó su contrato de renta y por un tiempo más. Mi ex incluso llegó mientras estábamos haciéndolo en la sala una vez. No hay forma en que esto me haga sentir mal. Disheremythrowaway

24. Su abusón tuvo que buscar el zapato que él robó y tiró

Una vez, en primer grado, me saqué un zapato porque tenía una piedra en él. Sin ninguna razón aparte de que los niños son muy abusones, el tarado de la clase lo robó salió corriendo. Lo perseguí, y finalmente él arrojó mi zapato colina abajo hasta un pastizal muy alto y simplemente me miró con una gran sonrisa. Con un agresivo tono de voz helado, le dije: ‘Ve a buscarlo’, y después le di un empujón colina abajo hacia el pastizal.
Comenzó a llorar y corrimos hacia la maestra. Luego de explicarle lo que había sucedido, ella lo hizo ir al campo y buscar mi zapato. Anduvo a gatas por el pastizal durante casi una hora antes de volver con él”. Taln_Noro

23. Rellenó sus calabazas con cemento

“Tengo un amigo cuyo arreglo de calabazas/otoño al final de su acceso era atropellado por el imbécil del vecindario todos los años. Mi amigo decidió poner fin a esto. Retiró dinero de sus ahorros para comprar la calabaza más grande que pudo encontrar, junto con varias grandes bolsas de mezcla de concreto. Luego, rellenó hasta arriba la calabaza e hizo un arreglo muy bonito. El imbécil rompió el eje de su auto cuando le dio a la calabaza, y no pudo huir en él. Mi amigo hizo remolcar su auto, también”. user

22. Recuperó su enorme papa… 12 años después

“En realidad fue en mi contra… Quizás eso te dé una pista de lo justificado y perfecto que fue.
Cuando tenía 4 y mi hermano 6, íbamos de camino al funeral de mi bisabuelo. Mis padres se detuvieron en un McDonald’s, y de la pequeña bolsa de papas fritas (la bolsa blanca de papas fritas de 4,5 pulgadas) sacó una papa de 11 pulgadas. Imposible, ¿verdad? Estábamos en el asiento trasero. Lo vi. Le gritó a mis padres para que vieran esa impresionante papa frita, pero antes de que pudieran voltearse se la arrebaté y me la comí. Está enojado. Y a mí, qué.

Corte a 12 años después.

En casa después de la escuela. Los padres no están. Hay amigos en la cocina. Todos están ocupados en un tentempié post escuela. Mi hermano y yo estamos en la mesa y nuestros amigos están en otra parte de la cocina. De una bolsa de papas Lays onduladas saco un una papa frita que literalmente tiene el tamaño de mi cráneo. No tengo idea de cómo esto no se rompió durante el transporte. Digo: Oh, Dios mío! Chicos, miren esta papa! Y antes de que nadie pudiera voltearse, mi hermano extiende su mano derecha y destroza la papa en pedacitos. Lo miro con los ojos desorbitados y simplemente dice: ‘Eso es por la papa frita’. Habían pasado 12 años y jamás habíamos hablado del tema, pero llevó menos de un segundo recordar todo y sencillamente asentí mostrando mi acuerdo de que estábamos a mano. Una enorme papa frita por otra. Historia real”. imstillnotfunny

21. Plantó hierba gatera en el jardín de niño maligno

“No podía soportar a este niño con el que iba a la secundaria, que vivía a pocas calles de mi casa en el vecindario. Una noche envió a la policía a la casa de mis padres donde aún vivía yo, diciéndoles que yo había hecho algo, cosa que no era cierta. Por suerte tenía en mi bolsillo el recibo del restaurante en el que había estado, en un barrio a unas 10 millas de distancia y que tenía un sello con media hora de diferencia a la que él decía que el incidente había ocurrido. De todas formas, mis padres se despertaron, etc. Yo estaba cabreado.

Bueno, algunos días más tarde mi mamá compró unas plantas y las dejó en la ventana de la cocina. El gato de la familia estaba bastante loco ya, pero de pronto estaba constantemente saltando sobre las encimeras, comiendo estas plantas. Cuando intenté espantarlo, realmente se puso en posición defensiva y comenzó a sisear y arañar. 10 minutos más tarde estaba de regreso, masticando las hojas.

Le pregunté a mi mamá que plantas eran, y ella dijo: ‘Oh, es hierba gatera. Tienen unas flores muy bonitas. Voy a plantarlas en el jardín cuando el clima sea más cálido’. Dije algo como: ‘De ninguna manera plantarás eso en nuestro jardín. ¡Mira lo que le hace al gato! ¡Es un porrero agresivo! ¡¡¡Vas a atraer a todos los gatos del vecindario y van a estar peleando toda la noche!!!’.
De pronto, en ese exacto momento, un plan de venganza había nacido. La noche siguiente me escabullí en el jardín de este tipo y planté hierba gatera por todas partes. Mi amigo que vive enfrente a él me dijo que funcionó perfectamente, y que después estaba siempre quejándose de los gatos que se pelean en su jardín. Venganza. Sin confrontación física, sin daños a la propiedad, sólo gatos porreros. Me sentí un poco como un súper villano, enviando a mis minions gatos a hacer mi trabajo sucio”. iamkokonutz

20. No reveló el secreto de su mal jefe porque vivir en secreto es peor castigo que vivir libre

“Solía trabajar en un entorno gerencial tóxico dirigido por un verdadero imbécil en el timón. Podría aburrirlos con la forma en que hacía miserable la vida de todos a su alrededor, pero no lo haré; es suficiente decir que una cantidad de nosotros renunciamos y lo demandamos (y arreglamos fuera de la corte). Finalmente fue forzado a jubilarse, pero esa no fue precisamente la venganza. Si sigues leyendo, te advierto que esto es una maldad de alto nivel y muy rebuscada, llegar a hacerle miserable la vida permanentemente. Aquí vamos…

Yo trabajaba en un puesto directivo en IT (es decir: no soy técnico). Un día el imbécil entra a mi oficina y me lanza su Blackberry (sí, literalmente… me pega en el pecho y aterriza en mi regazo). Dice: ‘Esto no funciona… arréglalo’, y se va. Suspiro. Me pongo a trabajar. Luego de pasar un rato en el teléfono con el proveedor de la empresa de telefonía y después de investigar su configuración y preferencias de usuario, descubrí que había elegido guardar TODOS sus mails enviados en su dispositivo. Por supuesto, una vez que el tamaño de su cuenta alcanzó su límite, la cuenta se inhabilitó. Supuse que habría uno o dos adjuntos responsables del cuello de botella en su cuenta.

Para mi sorpresa, los emails enviados y recibidos indicaban con total certeza que este hombre casado y padre de dos hijos había estado teniendo una aventura con otro hombre. Quedé sorprendido. Entonces, ¿qué hacer con esta información? Especialmente durante el caso en la corte, luego, etc. Al final no hice nada. Él había estado viviendo una mentira toda su vida y eso lo había convertido en quien era, una persona miserable que acosaba a todo el mundo a su alrededor para lidiar con ello. Si revelaba su/s aventura/s, quedaría libre luego de un período de amargura y tumulto en su vida personal (posible divorcio, problemas con los hijos, etc.). Quedaría liberado para vivir su vida de la manera en que lo deseara. Posiblemente podría llegar a conocer el amor y la felicidad verdaderas. Sólo si alguien lo forzaba, porque él no podía hacerlo por sí mismo. Aunque la parte cabrona de mí quería gritar su secreto a los cuatro vientos, me di cuenta de que si no hacía nada y mantenía mi boca cerrada lo estaba sepultando en su prisión mental por el resto de su vida. throwaway_apples

19. Ella no hará un almuerzo con amor mientras esté enojada

“Todos los días le preparo a mi esposo un sándwich para el trabajo. Una vez lo besé en broma para mostrarle que lo había hecho ‘con amor’. Pero por alguna razón eso cuajó, y se convirtió en un hábito. Hacer un sándwich, darle un besito, ponerlo en una bolsa plástica. Salvo cuando estaba enojada con él. Entonces ese sándwich no estaba hecho con amor. No recibía un beso. Sí, disfruta ese sándwich, cara de imbécil. Espero que tenga gusto a desesperación.” User

18. Ella vive una vida bien vivida

“Creo que no es realmente una venganza, porque no fui yo quien guio a este destino a esa persona, pero esta ex chica popular que me acosaba en la secundaria y la universidad por llevar un corsé para la escoliosis llegó a la cooperativa de crédito donde trabajaba para conseguir ayuda por las deudas que no podía permitirse devolver. Estaba con sobrepeso, vestida como la sombra de una estrella porno clase B y financieramente hecha un desastre.

Me enderecé el traje, la llevé a mi oficina y la ayudé a consolidar sus préstamos. Me di cuenta de que ella quería decirme algo sobre nuestro pasado, pero no lo hizo. A veces, la mejor venganza en verdad es vivir mejor, y mostrar a esas personas que te hicieron daño que ellos son sólo algo pasajero”. TheSixofSwords

17. Llegó a ver a su abusón completamente avergonzado en la corte

“Pocos meses luego de terminar la universidad comencé a trabajar en los juzgados. Poco después de comenzar, estaba leyendo con atención el albarán y vi el nombre de un chico que había hecho mi vida un infierno en la secundaria; resultó que había sido atrapado vendiendo drogas desde su sótano.

En mi trabajo sólo me cruzo con crímenes con víctimas, pero no tenía audiencias durante la siguiente hora, por lo que decidí asistir. Estaba parado junto a la mesa de la fiscalía charlando cuando llegó él para su sentencia. Me di vuelta, advertí que me miraba y simplemente dije: ‘Eh, Mike, ¿cómo has estado?’. Él no dijo nada. Sólo bajó la vista hacia la mesa con aspecto abatido. Mientras el juez ocupaba su lugar en el estrado, regresé a la galería y vi a mi ex torturador ser sentenciado a dos años en la penitenciaría estatal.

Hay un dicho que dice que la mejor venganza es vivir bien. Llegué a apreciar verdaderamente su sabiduría ese día.” js155306

16. Arrojó Pop Rocks a los ojos de su hermana

“Mi hermana mayor siempre abusaba de mí verbal y físicamente. Un día regresábamos de comprar golosinas, y mientras caminábamos ella es muy mala y me dice cosas muy desagradables, hasta que perdí la cabeza. Le arrojé el paquete abierto de pop rocks a la cara. La humedad de sus ojos comenzó a hacer estallar el caramelo. Llorar lo empeoró todo, pero la cereza de la torta fue cuando intentó enjuagarse con la manguera del jardín, produciendo (me imagino, en base a sus gritos) la experiencia más dolorosa del mundo con caramelos de estallido”. Ass_Cheeze_Yes_Plz

15. Le dio al cliente $5,85 en centavos


“Solía trabajar en una pizzería. Había una cliente que todos odiábamos. Era totalmente grosera, se quejaba por todo (en cada una de los pedidos que recibía encontraba algo sobre lo que quejarse). Y no era una cliente normal, no, ella pedía esencialmente comestibles pidiendo sándwiches desarmados. Por ejemplo, pedía un sándwich de pollo pero con todos los ingredientes separados en cantidades específicas, con cubiertos, manteca, queso rallado aparte, tres platos, aceite y vinagre aparte, pan tostado ‘a punto’ (sea lo que sea eso), paquetes adicionales de salsa… ya lo captaron. Pero como todo era técnicamente parte de un ‘sándwich’, ella esperaba que no le cobraran ningún adicional y se quejaba. También se rehusaba a abrir la puerta cuando los repartidores llegaban, y dejaba el dinero en un sobre (monto exacto, sin propina) bajo el felpudo y quería que el repartidor dejase la comida en su puerta. También tenía extrañas especificaciones sobre dónde podía aparcar el repartidor (nunca en su entrada, sólo en la calle, incluso si estaba lloviendo, o presentaría una queja). Además no quería que anunciaran su llegada en manera alguna (ni golpear, ni tocar el timbre, ni la bocina, tenían que ser silenciosos, o se quejaba). Una pesadilla absoluta, esta mujer. Y cada vez que se quejaba, intentaba conseguir algo gratis para la siguiente vez.

De cualquier modo, un día dijo que necesitaba que el repartidor hiciera un cambio y quería que dejara el cambio en el sobre y no se llevara una propina, porque ‘ya le pagaban’. Así que le dije esto al repartidor y él dijo: ‘¡Oooh, ya me pagan! ¿Verdad? No hay problema, yo me ocupo de esto’. Fue a hacer la entrega y regresó contento como perro con dos colas, sin decir ni una palabra acerca de cómo ‘se había ocupado de ello’. Me distraje, seguí trabajando, y 10 minutos más tarde recibo una llamada telefónica. Es la loca, y está FURIOSA porque aparentemente el repartidor le había dejado el cambio correcto de $5,85 en el sobre, como ella había pedido, EN CENTAVOS.

Genial. Tuve que ponerla en espera para poder reírme. Regresé al teléfono con ella y le dije: ‘Señora, creo que debe saber que los centavos son moneda de curso legal. No hay nada que yo pueda hacer’. Luego de explicarle que yo era, ciertamente, el gerente y la máxima autoridad presente, se hartó y cortó la comunicación. Ese repartidor sigue siendo el rey para mí”. kVIIIwithan8

14. Cablearon el auto para electrocutar a posibles ladrones

¡Incluso los desvencijados cascajos son útiles! Puede que no sean fáciles de conducir, ni se vean bonitos en la carretera, pero tienen valor. Y la gente puede e intentará robarlos:
“Mi papá tenía una vieja camioneta aparcada en la parte trasera de nuestra propiedad y algunas personas seguían robando pequeñas partes (tapas, el rotor, perillas, etc.). Lo conectamos a la fuente de energía de un cerco eléctrico. Una tarde escuchamos un montón de gritos y palabrotas, y fuimos atrás y el tipo nos había dejado algunas herramientas gratis”. porcelainvacation

13. Rellenó los zapatos nuevos de su hermano y así se quedó con los de segunda mano

Este es un chico listo, y su hermano mayor, algo lento:
“Al ser el hermano menor, sólo tenía cosas de segunda mano. Mi hermano mayor me restregaba en la cara que tenía un par nuevecito de PF Flyers luego de que apareció Sand Lot. Todos los días le rellenaba la punta de los zapatos con papel higiénico, añadiendo un poco más cada día hasta que pensó que le iban pequeños. Luego de un mes conseguí unos apenas gastados PF Flyers”. damnit_bemo

12. Arrojó su propina de un centavo a la calle

Solía hacer entregas de pizza para Domino’s. Era mi último turno y había este cliente que siempre era grosero (llamé para preguntar cómo era la casa y me dijo: ‘Te di la dirección’, y colgó), nunca daba propinas, etc. Fui a la casa y me dieron un cheque por 1 centavo menos de lo que era el total. Dije: ‘Voy a necesitar el centavo que falta’. Se fue quejándose y se tomó su tiempo, esperando que me diera por vencido, pero yo sólo me quedé allí con la pizza. Finalmente regresó muy enojado y me dio el centavo. Tomen nota de que no tenía intenciones de dar propina. Me dio el centavo y yo lo arrojé a la calle y me fui. Me vio hacerlo. Fue muy SATISFACTORIO.” Whosyabobby

11. Ella escribió todas respuestas incorrectas para que él dejase de copiarse

Durante mi primer año de secundaria, estaba en una clase de biología donde la mayoría eran de primaria. Estaba este tipo que se sentaba junto a mí, y que siempre fue un imbécil conmigo durante la clase. Siempre me iba bien en los exámenes, y él siempre espiaba el mío y copiaba las respuestas de mi hoja. Estoy bastante seguro de que no se daba cuenta de que yo sabía que se copiaba de mí.

Un día me harté de que este tipo me molestara y se aprovechara de mí. Entonces, al siguiente examen se acercó y por supuesto que comenzó a copiar mis respuestas. Terminé el examen y él también. Se levantó y entregó su examen y regresó a sentarse. Lo miré a los ojos y procedí a borrar todo el examen. Luego lo hice de nuevo, esta vez marcando las respuestas correctas. La mirada de pánico en sus ojos me causó gran satisfacción. Terminó obteniendo un 2% en ese examen, y no volvió a copiarse de mí”. Thenevermore52

10. Puso la única compra del cliente en la cuenta de la señora grosera

“Los más jóvenes quizás no lo crean, pero a principios de los ’90, las cajeras de supermercado debían escribir cada precio a mano.

Yo estaba en un Vons de San Diego, caminando hacia la única caja abierta con una única botella de gaseosa en mi mano. De pronto, esta pretenciosa señora con un carrito repleto hasta arriba vino volando desde uno de los pasillos como un tren y se me cruzó. ‘Tengo prisa’, dijo. Luego miró hacia otra parte como si estuviese irritada por el hecho de que yo hubiera nacido.
Miré a la cajera. Ella hizo rodar sus ojos y volvió al trabajo. Cinco minutos después, ella salió por la puerta y fue mi turno.

‘Puedes pasar’, dijo la cajera. ‘Puse tu gaseosa en su cuenta’. ¡Vaya si se sintió bien!”. Irishzombieman

9. Contaba alrededor de $20 de cambio antes de entregar la pizza

“De vez en cuando entregaba pizzas como trabajo a tiempo parcial.

Había un cliente que solía pagar con una gran bolsa de monedas. No me refiero a una bolsa llena de monedas de 25 centavos, sino una llena de monedas de 10, 5 y 1 centavo. Cómo su comida normalmente costaba unos $20, la bolsa normalmente pesaba varias libras. Era un verdadero engorro contar todo ese cambio, por lo que los repartidores habitualmente asumían que era el monto correcto y se iban. Normalmente contenía el monto exacto, o quizás algunos centavos de más. Tampoco creo que fuese algo inocente, pues normalmente entregaba la bolsa de cambio con una gran sonrisa. Era tan penoso que la mayoría de los repartidores conocían su dirección de memoria y evitaban ir a su casa siempre que podían.

Yo tenía una mala noche, y quiso el destino que tuviera que ir a la casa de este tipo. Estacioné frente a su casa y dejé la pizza en el auto. Toqué el timbre y cuando respondió vi la gran bolsa de monedas en su mano que sabía que estaría. Me preguntó dónde estaba la pizza, y le dije: ‘Nueva política, señor. Debo contarlo antes de poder entregarle la pizza’.

Entonces me senté en un peldaño y comencé a contar todas las monedas. En un momento, incluso le pregunté si podía encender la luz de su porche, porque me costaba ver bien. Terminó sentándose allí mientras yo contaba toda la bolsa de monedas, incluso aunque me llevó unos diez minutos. Terminó habiendo alrededor de un dólar de mas, así que comencé a separar centavos para darle el vuelto, cuando él dijo que podía quedarme con el cambio. Cuando le di su pizza, me pidió perdón tímidamente y cerró la puerta.

Toda la situación fue increíblemente incómoda, y que yo sepa no nos ha pedido pizza desde hace un tiempo. Qué se le va a hacer”. thr33beggars

8. Le dijo que besara a su papi luego de que lamió algo asqueroso

Sutil y sigiloso, pero sería divertidísimo de ver. Sin embargo, e siento mal por el niño. Eso no puede ser sabroso, ni bueno para la salud:
“Cuando estaba en 7mo. Grado, el nuevo emprendimiento del que mi padre formaba parte estaba fracasando miserablemente en gran medida debido a un director ejecutivo delirante. Estando en su casa, mi papá vio la pequeña hija del director tomar un trozo de caca de perro y lamerla. La levantó y le dijo que le diera un beso a su papi”. cubansquare

7. She Peed Into The Vents Every Time Mom Upset Her

Cuando era niño, hubo un momento en que toda nuestra casa olía a orina. NADA lograba quitar el olor. Mi mamá es una fanática de la limpieza que quiere que todo esté impecable y que huela agradable en todo momento. Finalmente, cuando ya estábamos por mudarnos, mi hermana admitió que cada vez que mi mamá la hacía enojar, ella iba y hacía pis en los conductos de ventilación. Había tanto pis en los conductos que hubo que hacerlos limpiar por profesionales. Mi mamá estaba tan horrorizada que ni siquiera la castigó por ello.

Quisiera agregar que cuando le pregunté: ‘¿no te molestaba el olor a ti también?’, recuerdo que me dijo: ‘Sí, pero cuando lo hacía, pensaba en cuánto más la molestaba a mami, porque ella no sabía de dónde venía, y yo sí’. También, ella tenía unos 5 años en aquel momento”. tsim12345

6. Él inyectó salsa picante en los tampones de su compañera de habitación

“Tomé una jeringa y un poco de salsa picante Dave’s Insanity. La inyecté en uno de los tampones de mi compañera de habitación y esperé. Dos semanas más tarde me desperté con lo que sólo puedo describir como los alaridos de alguien siendo asesinado. Comprendo que esto es bastante extremo, y que podría causar daños irreparables, pero descubrí que no me importa. Ella era, y lo sigue siendo, un horrible remedo de persona.

Esta es la historia previa:
Me cambié a esta universidad en particular como último recurso de ir a la universidad. Estaba un semestre atrasado porque estuve bajo tratamiento pro un cáncer durante lo que hubiera sido mi primer semestre. No podía permitirme vivir en ninguna residencia universitaria. Mi primo, con quien también vivo, me ofreció una habitación en su apartamento que había quedad vacante recientemente. La renta de este lugar era mucho más baja de lo que normalmente podría haber sido, lo que me permitiría vivir allí e ir a clases. De cualquier modo, poco después de mudarme, mi novia de ese momento murió a causa de un conductor borracho cuando regresaba de una visita a sus padres. Yo estaba devastado. Perdí las ganas de hacer cualquier cosa, y no hablaba con nadie aparte de mi mejor amigo, para asegurarle que no me iba a suicidar ni nada por el estilo. Estuve así durante varios meses hasta que me sacaron de la depresión varias personas maravillosas, incluyendo a mi mejor amigo. Esa es una historia diferente para contar en otro momento. Sin embargo, es aquí donde comienza mi deseo de venganza, esencialmente.

Verán, esta mujer que vive con mi primo y yo es… Realmente no puedo encontrar una palabra. Es manipuladora, codiciosa, odiosa, chismosa. El problema entre ella y yo comenzó cuando ella empezó a decir estupideces sobre cómo yo había simulado semanas de tratamiento por el cáncer y la muerte de mi novia para llamar la atención. Me enviaba mensajes de texto extremadamente odiosos a diferentes horas del día luego de que me recuperé de la depresión, diciendo cosas como que yo debería estar avergonzado por mentirle a todo el mundo. Que mi novia jamás existió y que yo usaba eso para encubrir que secretamente era gay. Recibí estos textos durante mis clases, y hubiera sido muy difícil para mí seguir con mi día luego de eso. El por qué ella pensaba o decía esas cosas a alguien es algo que no puedo comprender. Especialmente porque ella se encontró con mi novia al menos una vez en una reunión en casa de mi tía. Todo el mundo sabía que ella era real, así que ¿para que molestarse?

Aún el día de hoy, dos años más tarde, ella sostiene que yo inventé todo. Eso no es todo, sin embargo. Nuestras facturas iban dirigidas a ella hasta hace seis meses, cuando descubrí que estaba dividiéndolas inequitativamente y quedándose con parte del dinero que le dábamos para pagarlas. Se ha metido en mi habitación para tener sexo en mi cama muchas veces. Deja que su perro cague en mis almohadas.

Comencé a salir con alguien estos últimos dos meses. Aparentemente le estoy pagando para tener sexo conmigo y seguir manteniendo oculto el hecho de que aparentemente soy gay. ¿Quién lo habría pensado?
Cada vez que ella rompe algo en el apartamento, es culpa de cualquiera menos ella. Un buen ejemplo, nuestro triturador de basura se rompió hace un par de meses. ¿Por qué? Peló papas en él. Hay una calcomanía en la pared sobre el botón de encendido del triturador que dice que lo pelar papas en el triturador. Ha estado ahí desde la última vez que ella atascó el triturador con cáscaras de papa. Sin embargo, fue mi culpa, aunque no había estado allí durante tres días porque estaba visitando unos amigos.

Ella va a timar a su prometido, planea divorciarse de él y quitarle todo cinco años y dos niños después de casarse. El no escucha nada que yo le diga porque ella lo tiene totalmente dominado. ¿Cómo sé esto? Porque le gusta chismorrear con la escoria de sus amigas por teléfono sobre montones de cosas cuando cree que no hay nadie cerca.

¿Por qué no la echamos? Sus padres son dueños del bloque de apartamentos. Le pagamos la renta directamente a ellos. Ellos creen que criaron a una perfecta angelita, y no escuchan nada negativo sobre ella. ¿Por qué no nos vamos? No tengo dónde ir. No puedo costearlo, por lo que tengo que aguantarme.

¿Hice algo malo cuando le puse salsa picante en uno de sus tampones? Sin duda. ¿Me importa? En realidad, no. ¿Quién soy yo para ser juez y jurado? No lo sé. Me habían tratado mal y quería venganza. No estoy orgulloso de lo que hice, pero créeme que volvería a hacerlo en un segundo”. Ptolemaeus_II

5. He Super Spammed His Cheap Client

“Mi amigo hizo un trabajo para un tipo que nunca le pagó. Mi amigo es tan malvado que puso anuncios falsos de se vende con cosas demasiado buenas para ser verdad, como un buen barco por $1000, con el número del tipo. Encima de eso, nuestra ciudad tiene muchas ventas de garaje, así que puso anuncios como: “Venta por mudanza, se va todo, ¡barato! Será dentro de la casa. Sólo entre o toque el timbre’, con la dirección del tipo en el anuncio. También lo registró en varias ‘inscripciones gratuitas a gimnasios’ y respondía a cosas como anuncios de concesionarios de autos con el número telefónico del tipo”. Ash1989

4. Obsesionó a su melindrosa jefa con olor a palomitas de maíz

“Hace unos siete u ocho años tuve una jefa al que odiaba. Era la persona más falsa y más creída que jamás conocí. Un día decidió que no le gustaba el olor de las palomitas de maíz de microondas, así que agitó su varita mágica de la oficina y las prohibió. Avanzamos rápidamente un mes, más o menos, y yo estaba navegando por Amazon y encontré una de esas memorias USB que emiten olor al enchufarlas… olor a palomitas de maíz con manteca. La compré y la enchufé a la parte de atrás de su computadora, y tuvo el dulce olor de las palomitas de maíz en su oficina durante seis meses enteros. Se quejaba casi todos los días. Es la venganza más dulce que he saboreado”. weshric

3. Ella quitó todas las etiquetas de todas las latas

Genial. Esta es la venganza maligna perfecta que no te hará llorar, pero será enormemente incómoda. ¿Esperas una lata de piña¿ ¡BAM! Obtienes atún en trozos en aceite de oliva orgánico. Asqueroso:
“Mi hermano hizo algo que irritó a su en aquel entonces novia, así que ella quitó todas las etiquetas de su comida enlatada en su despensa. ¿Estás abriendo una lata de porotos? ¿O salsa de tomate? ¿O comida para gatos? Comiquísimo”. WhoriaEstafan

2. Quiere que la marcha del negocio sea aún más difícil

Todos hemos estado sentados junto a una persona o pareja repulsiva que se ríe demasiado fuerte, se queja demasiado y también son tan egocéntricos que no se dan cuenta de que comparten espacio con otros humanos. El comportamiento pasivo-agresivo de este tipo quedará sin ser detectado jamás. Es su pequeño secreto sucio que probablemente pueda hacer mucho dinero con él. Me pregunto si esto me pasó a mí alguna vez luego de que se me ocurriera un buen nombre:

“Cafetería. La gente junto a mí es ruidosa y grosera. Acaban de encontrar el nombre perfecto para su nuevo negocio. Acabo de comprar el nombre de dominio”. sehnaoui

1. Se metieron en serio en la cabeza de su cruel jefe – Y podría haber salvado a su familia

“Dave no era una persona agradable. Encorvado, calvo, en sus 50s, ave era condescendiente e irritante. Había estado en IBM toda su carrera, había hecho buen dinero, y era odiado por los contratistas. Pensaba que eran malos para la empresa, que la única persona que valía algo eran los empleados normales, e hizo su principal prioridad personal molestarnos a todos. Nada evidente, pero una sutil presión constante era puesta en cualquiera cuya credencial dijera ‘Contratista’ en ella. Cualquiera fuera la razón, aprovechaba cualquier oportunidad para enviarnos a hacer pequeños recados, no nos respondía si necesitábamos algo, criticaba cualquier cosa que hiciéramos y hacía de nuestra vida un infierno en general de modo tal que no podíamos protestar directamente

Yo era bastante amigo del tipo que compartía la habitación conmigo, otro empleado a tiempo completo y un día ‘Robert’ me llamó. ‘Vamos a tomar un café’.

‘Eh, OK, déjame terminar un par de cosas’.

‘No comprendes. ¡Tenemos que tomar café AHORA!’.

Correcto. Me dirigí a su oficina y se encontró conmigo a mitad de camino. Sus ojos brillaban, pero no me dijo lo que pasaba hasta que estuvimos frente a nuestros cafés en la cafetería. Una vez que nos sentamos a una mesa, dijo: ‘Muy bien. ¡Dave es luchador fetichista!’.

‘¿Eh?’

‘¡Que es un luchador fetichista!’

‘Hombre, no te sigo. ¿Qué diantres es un luchador fetichista?’

Resultó que existen hombres que pagan a mujeres para luchar con ellos y someterlos. Algunos de ellos lo hacían como una especie de pasatiempo, y otros se lo tomaban extremadamente en serio. Dave estaba entre estos últimos. Varias veces al año le decía a su esposa que se reunía con viejos compañeros de armas, pero en lugar de ello iba a convenciones de Lucha Fetichista. Estaban muy bien organizados, tenían rings para usar, árbitros para llevar el conteo y todo. Nunca comprendí la necesidad de árbitros, pero bueno, no es mi fetiche. Había páginas web dedicadas a las mujeres disponibles para luchar, y la favorita de Dave era una mujer llamada ‘Red Robin’. Era una mujer diminuta que era una total salvaje y él le pagaba miles de dólares cada vez que iba a una de estas convenciones para que luchara con él durante unos 20 minutos cada enfrentamiento. Regresamos a mi oficina y entramos en el sitio web de Red Robin.

‘¿Por qué le paga a esta mujer para que luche con él? Es fea como un bagre. ¿Luego se acuestan?’

‘Él dice que no’

‘Déjame ver si lo comprendo. ¿Dave miente a su esposa, vuela a California para hacer que una espantosa mujer llamada Red Robin luche con él y lo someta, le paga $400 por encuentro, y NO se acuesta con ella?’

‘Sep’

‘¡Estupideces!’

Fui al sitio principal de lucha fetichista y comencé a leer las publicaciones de Dave. Y había montones. Hablaba con gran detalle y profundidad sobre el ‘deporte’, había inventado su propio movimiento, llamado ‘El Avestruz Torcido’, y contaba historias sobre impresionantes encuentros que había ganado y perdido. Soy totalmente partidario de que la vida privada de la gente siga siendo privada, y probablemente no hubiera hecho nada si él no hubiese sido tan espantoso conmigo de manera tan consistente. Pero así era, así que ¡a jugar! Registré una cuenta falsa bajo el nombre de Sue Plex en el sitio web de lucha fetichista y comencé a escribirme con él.
Empecé haciéndole algunas preguntas técnicas sobre ‘el Avestruz Torcido’, pero no pasó mucho tiempo hasta que él comenzara a hacerme preguntas personales. Con el paso del tiempo, yo encarné el personaje también, y en cosa de un mes él se había hecho bastante amigo de la Señorita Plex. Le dije que era una abogada soltera de veintimuchos en Washington. Mi matrimonio había terminado porque mi esposo simplemente no comprendía mi interés en un deporte tan inofensivo. Era tan agradable hablar con alguien como él, que realmente me comprendía.

Era increíblemente satisfactorio. Cada vez que él me enviaba a hacer algún recado estúpido, yo pensaba en cómo él estaba confesando su vida privada al personaje que había creado. Oh, y mentía como loco. Se quitó unos buenos diez años, y una esposa. Finalmente me pidió una foto. Bueno, yo ya había descarado un montón de una chica que parecía de esa edad, y las fotos no parecían profesionales. Comencé con una sencilla, y me apabulló con comentarios sobre lo buena que estaba. Durante las siguientes semanas le envié más y más fotos, cada una más reveladora que la anterior, hasta que la chica estuvo completamente desnuda, pero no que pareciera posando.
Comenzó a intentar ser sexy de verdad, y a hablar de que la mejor manera de terminar una buena lucha fetichista era con sexo. ¡Paren las rotativas! ¡Le había dicho a Robert que no había nada de sexo en las luchas! Lo sondeé un poco y finalmente admitió que tenía sexo con las chicas con las que luchaba. ¡Lo sabía!

Estaba enganchado. Su trabajo se hizo más relajado, se obsesionó con Sue Plex y, francamente, mi trabajo también sufrió pues tenía que responder todas sus notas. Afortunadamente no lo notó porque estaba demasiado ocupado enviando cartas de amor. Ahora, me estaba volviendo loco, porque aquí estaba este asqueroso cincuentón que me había estado dando una ración diaria de basura pero secretamente tenía una aventura en línea con un personaje que yo había creado.

Robert y yo nos divertíamos como locos con el pobre tipo, pero un día me llamó otra vez: ‘Café. Ya’. En l a cafetería me dijo que Dave tenía otra ‘reunión del ejército’ pronto y que debíamos intentar hacer que fuera a Washington a conocer a ‘Sue’ en lugar de ello. Hmmmm. ¡Genial! Envié a Dave un email y le dije que debíamos reunirnos alguna vez. BUM. Como una luz respondió que había estado pensando lo mismo y que tendría un tiempo libre en unas semanas. ¿Me interesaría que fuera a visitarme? Sí. Sí me interesaría.

Como Sue, organicé encontrarme con él en Washington en un hotel local. A medida que se aproximaba el día, Dave se mostraba más y más entusiasmado y se metía cada vez menos con nosotros. Seguía intentándolo, pero la convicción y el calor ya no estaban allí. Robert y yo nos volvíamos locos, teniendo que actuar como si nada pasara mientras Dave parloteaba sobre lo feliz que estaba de juntarse con sus viejos camaradas de armas, lo divertido que sería ese viaje, cómo esperaba no quedar acorralado por la nieve, etc. Supongo que pensaba que estaba siendo astuto, pero como nosotros conocíamos toda la historia, resultaba más bien patético. Se fue temprano un viernes para llegar a tiempo a su vuelo, sonriendo como un campeón.

La mañana del martes apareció con el aspecto de que su mejor amigo había muerto. Le preguntamos qué pasaba, y él trató de desestimarlo como si sólo estuviese cansado de su largo fin de semana, pero en cuanto pudo le envió a Sue un mensaje preguntando qué diablos había pasado y por qué no había aparecido. Esperamos para responder hasta después del almuerzo. Era un caso perdido. Finalmente le enviamos un mensaje furioso de que lo habíamos llamado el viernes a su casa para dejarle un mensaje y ¡RESPONDIÓ UNA MUJER! Dijimos que simulamos hacerle una encuesta y supimos sobre su esposa y 4 hijos. O sea que nos había estado mintiendo todo el tiempo. Básicamente, estábamos furiosos con él. Le dijimos que si volvía a siquiera intentar ponerse en contacto con nosotros, le diríamos todo a su esposa. Esperamos a que recibiera el mail, observamos subrepticiamente mientras lo leía y entonces lo vimos tener un colapso.

Comenzó a transpirar como loco, llamó a su esposa para controlar, y finalmente se fue temprano. Nunca volvió a ser el mismo después de aquello. Prácticamente dejó de molestar a los contratistas y se volvió retraído. Nunca más le enviamos más emails y él tampoco le envió nada a Sue. Mi contrato terminó poco después de eso y esa fue la última vez que supe de él”. Warlizard
Want more stories of revenge? Check out Part 2 for more deliciously hilarious stories of revenge by clicking here.

¿La venganza es dulce? ¿Se siente bien después? Creo que si es naturalmente kármica, es aún más dulce que cuando hay un plan o una conspiración. Todo lo que va, vuelve, y normalmente vuelve a aquellos que se lo merecen, lo bueno y lo malo. Por el otro lado, son material para historias interesantes, ¡sin duda! ¿Tú que crees? ¿Cómo reaccionarías ante un amante infiel? ¿Un jefe maligno? ¡Un amigo mal predispuesto! ¡Cuéntanos!


?>